| 9/4/2007 12:00:00 AM

China: Política, detrás de pleitos comerciales con México y EEUU

China informó el martes que la política interna es la causa de que Estados Unidos y México hayan solicitado que la Organización Mundial de Comercio investigue denuncias de que Beijing proporciona subsidios ilegales dentro de varias industrias.

BEIJING_ La OMC abrió el viernes un panel de expertos para investigar las acusaciones.

Los dos países norteamericanos acusan a Beijing de utilizar exenciones fiscales prohibidas por la OMC para alentar a que las empresas chinas aumenten las exportaciones. Simultáneamente, China habría impuesto aranceles para limitar la compra de productos extranjeros en el país.

El Ministerio de Comercio informó, en un comunicado que publicó el sitio principal del gobierno en la internet, que las acusaciones se basan en "grandes confusiones".

"Sus acciones están motivadas por la política interna. Intentan confundir las mejoras en las leyes y reguladores impuestas voluntariamente en China con los frutos del mecanismo de arreglo de disputas de la OMC", señaló un portavoz comercial no identificado, en el comunicado.

El gobierno del presidente George W. Bush, al que se unió después México, presentó la controversia ante la OMC a comienzos de este año, en medio de presiones del Congreso dominado por los demócratas para emprender acciones que corrijan el creciente déficit comercial estadounidense y la pérdida de empleos en el sector de las manufacturas.

Los críticos atribuyen en parte esos problemas a las prácticas comerciales injustas de países extranjeros.

El déficit comercial estadounidense impuso un récord por quinto año consecutivo en el 2006, al alcanzar 765.300 millones de dólares. El desequilibrio con China aumentó a 232.500 millones de dólares, el más alto en la historia con un solo país.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?