| 10/24/2010 9:00:00 AM

China se involucra en el tema mundial de divisas

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que China seguirá avanzando hacia la flexibilidad de la tasa de cambio y ahora está involucrada activamente en los temas mundiales de divisas extranjeras.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que China seguirá avanzando hacia la flexibilidad de la tasa de cambio y ahora está involucrada activamente en los temas mundiales de divisas extranjeras.

En una entrevista con Bloomberg Television al término de una reunión el sábado de los líderes de finanzas del Grupo de los 20, Geithner dijo que China considera una tasa mayor del yuan frente al dólar en el interés de Pekín, ya que no quiere que la Reserva Federal de Estados Unidos controle su política monetaria.

"Ellos son un país independiente, una gran economía. Ellos necesitan la flexibilidad para aplicar sus políticas de una manera que tenga sentido para China", dijo Geithner.

"Y eso exige que su tasa de cambio suba durante el tiempo como lo están haciendo ahora y nosotros queremos ver que eso continúe. Ellos tienen formas de seguir, pero creo que están comprometidos con hacerlo", afirmó.

Los comentarios de Geithner en la entrevista se dieron horas antes de que viajase a Qingdao, China, para reunirse con el viceprimer ministro chino, Wang Qishan, y discutir temas bilaterales no específicos en materias económicas.

El jefe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha postergado una decisión sobre si declarar que China manipula su moneda para obtener ventajas en las exportaciones. Economistas del mundo y legisladores de Estados Unidos afirman que el yuan de China está subvalorado en al menos un 20 por ciento.

El reporte semianual de monedas del Tesoro debía entregarse el 15 de octubre, pero Geithner optó por demorarlo para presionar su caso en reuniones multilaterales, incluido Gyeongju y la cumbre de líderes del G-20 del 5 al 6 de noviembre en Seúl.

En la reunión de Gyeongju en el sureste de Corea del Sur, los miembros del G-20 se comprometieron a rechazar devaluaciones competitivas de las monedas y reducciones de desequilibrios de cuenta corriente, aunque no se fijaron metas numéricas basadas en porcentajes del Producto Interno Bruto.

Geithner dijo que era importante que el G-20 abordara directamente el tema de las monedas con cooperación de China y otros mercados emergentes clave.

"Hemos tenido un largo período en el que las grandes economías, principalmente Japón, Estados Unidos y Europa, han soportado todo el peso de la cooperación en temas de tasas de intercambio. Ellos han dominado todas esas discusiones", dijo Geithner.

"Pero el mundo cambió dramáticamente y es muy importante que estemos discutiendo estas cosas con China, con India, con Brasil, con las economías emergentes de todo el mundo que están creciendo con rapidez", agregó.

En el pasado, Pekín se ha resistido a mencionar tasas específicas de las divisas en los comunicados del G20.

Geithner agregó que una meta numérica para los actuales superávits de cuenta corriente y déficits podría eventualmente asentándose en torno a un 4 por ciento del PIB.

"Ustedes han escuchado a la gente hablar sobre eso y es mi propia opinión de que se convertirá en un índice de referencia en el futuro", dijo Geithner a Bloomberg TV.

"Eso es porque si ustedes ven a los que están proyectando las grandes economías para el futuro, lo que esperan que ocurra si siguen con la política que han estado aplicando, la mayoría de los países ve que los equilibrios se mantienen bajo el 4 por ciento, o que caen al 4 por ciento en el mediano plazo", afirmó.

China proyecta un déficit de cuenta corriente del 4 por ciento, o menos, en los próximos tres a cinco años a medida que su economía crece.

Abordando las quejas sobre la flexible política monetaria de Estados Unidos, Geithner dijo que la mayoría de los países del G-20 entienden la necesidad de que Estados Unidos mantenga sus políticas para fomentar el crecimiento.

"Los países en la habitación entienden que es imperativo. Ellos desde luego reconocen que el crecimiento futuro depende mucho de cuánto éxito tengamos (...) en salir de este agujero más rápido", afirmó.

Pero el ministro de Economía alemán, Rainer Bruederle, criticó las políticas de liquidez de la Reserva Federal, diciendo que manipulan indirectamente la tasa de cambio.

En una conferencia de prensa, Geithner defendió la postura de Estados Unidos diciendo que respalda a un dólar fuerte y que no espera críticas constantes a la política monetaria de Estados Unidos.

"Aprovecharé esta oportunidad para reafirmar nuevamente que la política de Estados Unidos es apoyar un dólar fuerte. Nosotros en Estados Unidos reconocemos la especial responsabilidad que tenemos de contribuir con la estabilidad financiera mundial en común con las metas de desarrollo como una divisa de reservas", declaró.

REUTERS.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?