| 6/13/2011 11:00:00 AM

China inaugura el primer centro tecnológico de energía eólica en toda Asia

China inauguró este lunes el primer centro tecnológico de energía eólica de Asia, en la ciudad portuaria de Tianjin, en el norte del país, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Pekín - El centro, que se especializará en hacer pruebas de las aspas de ventiladores y que pertenece a la empresa conformada entre el grupo suizo SGS y la estatal China Standard Technology Development Corporation (sus siglas en inglés Cstc), se localiza junto a otros 30 fabricantes de energía eólica del país y el extranjero.

El gerente del grupo SGS, Chris Kirk, dijo que la energía eólica superará a la energía nuclear y se convertirá en la tercera fuente de energía más importante en China; además detalló que en el mundo hay menos de 10 centros de energía eólica especializados en efectuar pruebas de aspas de ventilador de estándar internacional.

Mientras que el director y gerente de la unión SGS-Cstc, Richard Shentu, dijo que "el centro ofrecerá servicios de certificación para las empresas de fabricación de palas de ventilador y mejorará el nivel de desarrollo e investigación de las empresas de energía eólica de China".

Con una superficie de 10.000 metros cuadrados, la construcción de este sitio tecnológico requirió una inversión total de 70 millones de yuanes (US$10.802 millones).

El grupo SGS, es líder mundial en inspección, verificación, ensayos y certificación tanto para los proyectos de parques eólicos en tierra y mar.

China superó por primera vez a Estados Unidos al frente de la inversión en energías renovables en 2009, año en el que Asia y Oceanía fueron las regiones más dinámicas del mundo en ese sector.

 

 

 

 

Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?