| 7/10/2007 12:00:00 AM

China ejecuta a ex jefe de control de alimentos y fármacos

El destituido jefe de la Administración Estatal de Alimentos y Medicinas Zheng Xiaoyu fue sentenciado a la pena capital en mayo y se había convertido en un símbolo de los serios problemas en el control de calidad de diversos productos en China. También estaba acusado de avalar fármacos que podían causar graves riesgos a la salud.

Beijing.- El ex funcionario responsable de la calidad de alimentos y medicinas en China fue ejecutado el martes por aceptar sobornos para aprobar, entre otros remedios, un antibiótico que habría causado al menos 10 muertes.

La ejecución de Zheng fue confirmada por la televisión estatal y la agencia oficial de noticias Xinhua.

Durante el ejercicio del cargo por parte de Zheng, entre 1998 y el 2005, su agencia aprobó el uso de seis remedios que, según se demostró, no servían para nada, o causaban daños a la salud. Los fabricantes de esos presuntos medicamentos usaron documentos falsos para lograr su aprobación, según informes de la prensa estatal china. Un antibiótico causó la muerte de al menos 10 personas.

"Los escasos funcionarios corruptos" de la agencia en que sirvió Zheng "son la vergüenza de todo el sistema", dijo Yan Jiangying, vocera de la institución en una conferencia de prensa el martes.

Yan formuló esa declaración cuando se le pidió que comentara sobre la sentencia contra Zheng y contra su subordinado, Cao Wenzhuang, ex director del departamento de inscripción de medicamentos, que fue la semana pasada condenado a muerte por aceptar sobornos. Pero Cao recibió un aplazamiento de la condena por dos años. Ese tipo de dictámenes son generalmente conmutados por los de cadena perpetua, si se presume que el condenado se ha reformado.

Xinhua dijo que Zheng, de 63 años, fue ejecutado "con la aprobación del Tribunal Supremo del Pueblo".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?