| 3/16/2006 12:00:00 AM

China no consigue frenar la inversión ni animar el consumo interno

La inversión en activos fijos industriales crece por encima del 20%, y la producción industrial sigue subiendo por encima del 15%

China aún no ha logrado frenar la enorme inversión en activos fijos ni activar el consumo nacional en lo que va de año, según las últimas cifras oficiales publicadas hoy por el diario China Daily, y con ello, sigue sin controlar su desenfrenado crecimiento económico. La inversión aumentó un 26,6% interanual en enero y febrero de este año, un ritmo superior al 24,2% registrado en diciembre. Tan sólo en el sector inmobiliario, la inversión aumentó un 17,9%.

Con estas cifras, será difícil para Pekín cumplir con el objetivo oficial de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, que fijaba un máximo del 18% para el aumento de la inversión en activos fijos a lo largo de este año. El crecimiento de la producción industrial sigue firme por su parte en enero y febrero, en el 16,2%. China ya adoptó en 2004 medidas administrativas para controlar el crecimiento desenfrenado de la inversión en ciertos sectores, como el hierro, el acero o la energía, pero surtieron poco efecto.

Al mismo tiempo, un informe del banco central chino advertía hace unas semanas del escaso apetito consumista de los ciudadanos chinos, que considera que la coyuntura económica es mala, según recoge el diario South China Morning Post.

La confianza de los consumidores chinos ha caído sin parar en los últimos cuatro trimestres. Así las cosas, la inversión sigue siendo el principal motor del crecimiento económico chino en 2005 con un peso del 48,4%, por delante incluso de las masivas exportaciones 33,3%. El consumo doméstico, mientras, sigue aportando apenas un 18% del crecimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?