| 12/23/2008 12:00:00 AM

China bloquea acceso a página de internet del New York Times

Beijing.- China ha bloqueado el acceso a la edición electrónica del New York Times, dijo el diario, días después que el gobierno defendió su derecho a censurar el contenido de internet que considere ilegal.

Los usuarios de Beijing, Shanghai y Guangzhou que intentaron entrar a su página el viernes por la mañana e incluso el jueves por la noche se encontraron con un mensaje de que ésta no estaba disponible. La página seguía siendo inaccesible el sábado.

Un portavoz de la cancillería dijo que ésta no tenía nada que ver con la internet. El ministerio de Industria y Tecnología Informativa, que regula la internet, no respondió a los pedidos de declaraciones.

Días atrás, el vocero de la cancillería, Liu Jianchao, defendió el derecho de censura y señaló que otros países también regulan la internet.

Durante los Juegos Olímpicos de verano, en agosto, China permitió el acceso a páginas antes prohibidas como la BBC y Human Rights Watch, ante el clamor de la prensa extranjera de que Beijing incumplía sus promesas de ampliar la libertad de prensa.

El New York Times dijo que durante la semana Beijing bloqueó la página en chino de la BBC, así como las páginas de Voice of America, Asiaweek y Ming Pao, un diario de Hong Kong. Pero todas, salvo esta última, volvieron a ser accesibles el viernes, añadió.

China tiene más de 250 millones de usuarios, el número más alto del mundo, pero ha instalado un sistema de lo más avanzado que vigila la internet en busca de material objetable, tales como las páginas partidarias de la independencia tibetana o del Dalai Lama.

La vocera del Times, Catherine J. Mathis, dijo que aparentemente no existían problemas técnicos, y que los usuarios en otros países e incluso en Hong Kong no tenían problemas de acceso a la página.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?