| 9/14/2006 12:00:00 AM

China aprovecha cumbre del NOAL para ampliar influencia

La delegación china, encabezada por el viceministro de relaciones exteriores Yang Jiechi, proyecta mantener conversaciones bilaterales con representantes de varios países latinoamericanos y fortalecer los vínculos con la región, donde su comercio ha crecido a ritmo vertiginoso.

La Habana
 
China espera ampliar su creciente influencia económica y política en la cumbre del Movimiento de Países No Alineados, una influencia que, según los analistas, se hará a costa de Estados Unidos, que rehusó una invitación similar para asistir como observador.

Las importaciones a China desde América Latina se quintuplicaron llegando a 20.300 millones de dólares, en tanto las exportaciones a la región se triplicaron entre el 2000 y el 2004, llegando a 15.400 millones de dólares, según el Fondo Monetario Internacional.
El gobierno del presidente de Estados Unidos George W. Bush se ha negado a enviar delegados a la cumbre.

Pero analistas de América Latina consideran que eso es un error, pues acentúa la declinante influencia de Estados Unidos en una región donde ha perdido el respaldo incondicional de dirigentes políticos, aún cuando su comercio sigue siendo el más poderoso motor de sus economías.

"Bush suele decir, 'O están con nosotros, o en contra nuestra' y (la Casa Blanca) está descartando la cumbre pues es de los no alineados y lo interpreta como que no están con Estados Unidos", dijo Mark Weisbrot, co-director del grupo de estudios Center for Economic and Policy Research en Washington, D.C.

Estados Unidos está preocupado por una región donde hay más gobiernos izquierdistas, algunos de los cuales se oponen abiertamente a las recetas de crecimiento económico a través de medidas de austeridad, "comercio libre", acuerdos y privatizaciones. La economía de la región se ha estabilizado en buena parte. Pero la pobreza y el desempleo siguen siendo problemas graves, y muchos latinoamericanos consideran que el modelo propuesto por Washington ha fracasado en el intento de mejorar sus vidas.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, un declarado enemigo del gobierno de Bush, señaló en un evento en La Habana con Fidel Castro que la influencia estadounidense en la región está menguando, y se hizo eco del pensamiento del líder revolucionario Mao Tse Tung de que los países capitalistas eran "tigres de papel" que debían ser enfrentados.

China prestó escasa atención a América Latina hasta fecha reciente. Pero ahora China tiene una formidable expansión económica y busca en América Latina las materias primas que necesita para apuntalar su crecimiento, y nuevos mercados para vender sus mercancías.

Y, a diferencia de Estados Unidos, que con frecuencia usa los acuerdos comerciales para intentar tener influencia política, China ha evitado entrometerse en la política interna de los países con los que negocia, según señaló Weisbrot. El experto pronosticó que en tanto el comercio de Estados Unidos con América Latina habría llegado a su cúspide, el comercio con China seguirá creciendo de manera sustancial.

China exporta maquinarias, televisores, computadores y automóviles a América Latina. A cambio, adquiere alrededor de un 30% de su producción agrícola (principalmente soya), de Argentina y Brasil, sus principales socios comerciales en el área. También es uno de los principales compradores de cobre chileno.

 
FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?