| 10/22/2009 7:30:00 AM

China acelera expansión pero estímulo se mantiene

China aceleró su crecimiento económico en el tercer trimestre, como se esperaba, gracias a un conjunto de factores como la enorme inversión y el auge del crédito bancario, que compensaron con creces una caída en sus exportaciones.

Pekín  - Pero la tasa de crecimiento del 8,9 % quedó por debajo de algunos de los pronósticos más optimistas del mercado, por lo que el Gobierno rápidamente salió a decir que mantendrá las políticas de relajamiento monetario que ha seguido en el último año.

Andy Rothman, estratega macroeconómico de la correduría CLSA en Shanghái, calificó la cifra como sólida, pero no lo suficiente como para provocar un endurecimiento monetario, el que dijo es improbable hasta el segundo semestre del 2010.

"China ha empezado, sin embargo, a implementar su 'estrategia de salida', que es una gradual reducción en el nivel de estímulo (crédito y gasto en infraestructura) en reacción a la creciente inversión y consumo privados", dijo Rothman.

Goldman Sachs comentó que la expansión trimestre contra trimestre se había desacelerado a cerca del 10,2 %, desde una tasa anualizada del segundo trimestre del 16,5 %.

Pero con la expansión del PIB de un 7,7 % en los primeros nueve meses, el Gobierno señaló que ahora se haría más fácil alcanzar su objetivo de un crecimiento promedio del 8 % en el año, considerado ampliamente como el mínimo necesario para mantener acotado el desempleo.

"Podemos decir con certeza que alcanzar un crecimiento del 8 % del PIB este año está completamente asegurado. Sin duda", afirmó Li Xiaochao, portavoz de la Oficina Nacional de Estadísticas.

En todo caso, Li ratificó que se mantendrán las políticas de estímulo.

"Hemos reafirmado una política fiscal proactiva y una postura monetaria apropiadamente relajada para mantener la consistencia y estabilidad en la política económica; según lo que entiendo, eso significa que no hay cambios en las políticas", afirmó.

Sus declaraciones confirmaron un comunicado del gabinete emitido el miércoles.

La inversión en capital contribuyó con 7,3 puntos porcentuales al crecimiento del 7,7 % en los primeros tres trimestres, mientras que el consumo representó 4 puntos. Las exportaciones netas, sin embargo, restaron 3,6 puntos.

DEMANDA DOMESTICA

Mientras Estados Unidos y Europa salen lentamente de la recesión con enormes cargas de deuda que pesan sobre el consumo, las autoridades del mundo esperan que China tenga más peso en la economía global al expandir su demanda doméstica.

Los datos del jueves mostraron que China lo está haciendo.

La inversión en activos fijos en zonas urbanas, que ha sido el principal motor del crecimiento de dos dígitos de China en los últimos años, creció un tercio en los primeros nueve meses.

Mientras que la inversión del primer semestre fue encabezada abrumadoramente por el Gobierno, ahora está resurgiendo el gasto en capital de inmobiliarias privadas en respuesta a la mayor disponibilidad de crédito y la mejora en la confianza en la economía.

Tal confianza es impulsada por el aumento en los ingresos.

El chino urbano tuvo un 10,5 % más de ingreso disponible en los primeros nueve meses, después de ajuste por inflación, que hace un año.

Las ventas minoristas aumentaron un 15,5 % en 12 meses a septiembre, más que el 15,4% de agosto y en línea con las expectativas.

La producción industrial se aceleró al crecer un 13,9 % en 12 meses a septiembre, frente al 12,3 % de agosto y del 13,3 % que esperaba el mercado.

La producción diaria de acero del mes pasado fue similar al récord marcado en agosto, mientras que la producción de mineral de hierro se disparó a un nuevo máximo.

"Son buenas cifras. El crecimiento económico ha repuntado muy rápidamente", comentó Wang Hu, analista de Guotai Junan Securities en Shanghái.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?