| 11/19/2007 12:00:00 AM

Chile: empleados del estado en paro

El gobierno en sus negociaciones con los dirigentes les ofreció tan sólo un reajuste del 4% en el que consideró un 3,6% por el alza en el costo de la vida y un 0,4% por productividad. Además, la entrega de un bono especial compensatorio por el repunte inflacionario.

Santiago_ Una alta adhesión habría logrado el paro convocado por los empleados del estado de todo el país en rechazo al aumento salarial ofrecido por el gobierno.

El presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, dijo que la convocatoria a paro de los 450.000 funcionarios estatales fue acogida por el 90% de ellos. Varios servicios públicos suspendieron sus actividades el lunes y en algunas oficinas públicas era evidente que no atendían al público.

El gobierno no había dado una evaluación del paro.

Los huelguistas se tomaron el frontis de algunos edificios públicos y mostraron su protesta con carteles.

Los empleados fiscales demandan un aumento en sus remuneraciones del 12%, que se desglosa en un 7% por concepto de la inflación que se registrará este año y un 5% por el crecimiento económico del país.

El gobierno en sus negociaciones con los dirigentes les ofreció tan sólo un reajuste del 4% en el que consideró un 3,6% por el alza en el costo de la vida y un 0,4% por productividad. Además, la entrega de un bono especial compensatorio por el repunte inflacionario.

La propuesta oficial fue rechazada por los dirigentes.

De la Puente acusó al gobierno de no haber querido parar la huelga con una nueva oferta, aunque las negociaciones se reanudarán.

"Queremos pedirle a la ciudadanía su adhesión en el sentido de que no concurra hoy a los servicios públicos porque no vamos a poder atenderlos por esta causa justa y noble y que va a repercutir también en los trabajadores del sector privado, si es que el gobierno impone un reajuste inferior a la inflación y no entrega también un porcentaje adicional del crecimiento de la economía", declaró De la Puente a la prensa.

Los aumentos salariales que concede el gobierno suelen servir de base para los reajustes que otorgan los privados a sus trabajadores.

El dirigente se quejó que el sueldo mínimo de un trabajador de la administración pública es de 164.000 pesos (unos 325 dólares). Dijo que un ministro gana, en cambio, 35 veces más y que hace 20 años la diferencia era de 18 veces.

La protesta y paralización de los empleados públicos no es el único problema que ha tenido que enfrentar el ministro de Hacienda, Andrés Velasco. La discusión del Presupuesto de la nación para el 2008 ha estado trabada en el Congreso por el rechazo a la aprobación de 145 millones de dólares para el funcionamiento del plan de transporte de Santiago. La ley de Presupuesto debe estar despachada a fines de este mes.

Los trabajadores públicos se quejan que el gobierno no les mejore su situación en momentos en que el superávit fiscal cerrará el año con unos 22.000 millones de dólares como consecuencia fundamentalmente del alto precio del cobre, el principal producto de exportación del país.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?