| 9/21/2011 11:50:00 AM

Chile confía en mitigar perturbaciones externas con plan de contingencia

Ministro de hacienda de Chile anuncia recortes en el presupuesto de 2012 y la colocación de un bono soberano en el mercado estadounidense.

El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín, aseguró hoy que su país podrá mitigar "de forma significativa" los efectos de las perturbaciones económicas externas gracias a un plan de contingencia y un firme compromiso con la "responsabilidad fiscal".

Larraín no dio detalles del plan, pero el pasado día 13 ya había señalado que la colocación en el mercado estadounidense de un bono soberano por 1.300 millones de dólares y la reapertura de otro por 300 millones, este último en pesos chilenos, eran parte del mismo y que Chile tenía que estar preparado para "lo peor".

En el seminario en el que habló hoy, Larraín definió el panorama económico internacional como "complejo".

El ministro indicó que el plan de contingencia no será un factor a considerar en el Presupuesto del 2012, que será enviado al Parlamento el próximo 30 de septiembre.

La base del presupuesto, explicó, serán el PIB de tendencia, determinado por los comités de expertos en un 4,9 % para ese año, una décima más que en 2011, y el precio del cobre de largo plazo, calculado en 3,02 dólares por libra, frente 2,59 dólares de este año

Con estas cifras el gobierno podrá calcular los ingresos estructurales del Presupuesto 2012, incluso aunque se de el caso de que aumentan los costes de producción de la estatal Codelco, apuntó Larraín.

"Igual habrá una cantidad importante de recursos adicionales para los ingresos estructurales del Estado, que son los que determinan nuestro gasto, de acuerdo a la política de balance estructural", explicó el ministro, que calificó de "responsable" el presupuesto 2012.

Recordó que la Ley de Presupuesto 2011 esperaba un déficit fiscal efectivo del 0,8% del PIB, que en junio fue corregido a un superávit de 1,3% del PIB, por un precio del cobre mejor que el previsto y una economía más dinámica.

"Nuestra proyección de 1,3% de superávit es a junio. La vamos a actualizar nuevamente", dijo Larraín, que añadió que el déficit estructural se reducirá desde un 2,0 % del PIB en 2010 a un 1,6% en 2011, y que el compromiso es llevarlo al 1,5% en 2012, al 1,3% en 2013 y al 1,0% en 2014.

"Nos vamos a mantener firmes en sostener la responsabilidad fiscal. Algunos, como el FMI, nos dicen que aceleremos el tranco y lleguemos a 0 %, lo que es razonable y agradecemos, pero nos vamos a mantener en el 1% de déficit (estructural)", afirmó.

Rodrigo Vergara, consejero del Banco Central chileno, que también participó en el seminario, señaló que el mundo está viviendo "una importante incertidumbre" a la que Chile "no es inmune", pero tiene "una buena posición" para enfrentarla.

"Si la situación internacional se deteriora, vamos a tener mayores efectos", dijo, aunque matizó que Chile "tiene una posición cómoda. Tenemos espacio monetario y fiscal" para enfrentar este adverso escenario", sentenció.

En el mismo sentido se pronunció este martes el presidente de Chile, Sebastián Piñera, al señalar que la economía chilena no está "blindada", pero sí preparada para aguantar los coletazos de la crisis.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?