| 6/4/2013 4:49:00 PM

Chevrolet vuelve a tener una berlina con tracción trasera

General Motors (GM) dijo que el nuevo Chevrolet SS, la primera berlina deportiva de Chevrolet con tracción trasera desde 1996, tendrá un precio base de 44.470 dólares.

El vehículo saldrá a la venta en el último trimestre de 2013 con un sólo modelo y únicamente dos opciones: techo panorámico y rueda de repuesto de tamaño regular.

El SS también será el vehículo de entrada de Chevrolet en la serie Sprint Cup NASCAR 2013.

El vehículo está dotado con un motor LS3 de 6,2 litros en V8 que tiene una potencia certificada de 415 caballos acoplado a una transmisión automática de seis velocidades con levas de cambio en el volante.

El carácter deportivo del SS está acentuado por detalles como la suspensión MacPherson frontal y una suspensión trasera independiente multi-link, frenos delanteros Brembo con rotores de dos piezas de 355 milímetros y mordazas de cuatro pistones y ruedas de aluminio forjado con neumáticos Bridgestone de 19 pulgadas.

El SS también cuenta con juegos de luces de alta intensidad, sistema Automatic Parking Assist, sistema de sonido Bose premium, sistema de aviso de zona muerte y salida de carril, cámara de visión trasera y sistema de navegación por GPS con pantalla táctil.

El vicepresidente de Mercadotecnia de Chevrolet, Chris Perry, dijo a través de un comunicado que "el nuevo SS está diseñado para entusiastas del rendimiento que han estado clamando por una berlina deportiva de tracción trasera".

"La adición del SS a la gama, todavía solidifica más la posición de Chevrolet como la marca de autos de rendimiento de más ventas en Estados Unidos que incluye el nuevo Corvette Stingray 2014 y el Camaro Z/28", añadió Perry.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?