| 4/13/2007 12:00:00 AM

Chávez reta a transnacionales petroleras

"Quien quiera demandarnos, que nos demande", dijo Chávez el viernes en una rueda de prensa, en clara alusión a British Petroleum, PLC, Exxon Mobil, Chevron, ConocoPhillips, la francesa Total y la noruega Statoil ASA.

Caracas_ El presidente venezolano Hugo Chávez retó a las transnacionales petroleras que así lo quieran a demandar a su gobierno y aseguró que la nacionalización de las lucrativas operaciones en la faja petrolífera del Orinoco se concretarán sin demoras.

 

"Quien quiera demandarnos, que nos demande", dijo Chávez el viernes en una rueda de prensa, y agregó que Venezuela está en "pleno derecho" de asumir los proyectos que operan la British Petroleum PLC, Exxon Mobil, Chevron, ConocoPhillips, la francesa Total y la noruega Statoil ASA.

 

Chávez ha decretado que la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) asumirá por lo menos el 60% de participación en los proyectos.

 

El mandatario insiste en que las compañías pueden quedarse operando en Venezuela en calidad de socios minoritarios aunque ha indicado que su gobierno tomará el control de los campos petroleros a partir del 1 de mayo.

 

"No queremos que se vayan. Creo que buena parte de ellas se quieren quedar y han asumido esto como algo propio de un país soberano", agregó.

 

No obstante, Chávez les hizo una advertencia: "Eso si, que nadie pretenda abusar de nuestra buena fe. Sabemos exactamente cuánto cuesta cada metro de tubería, cada instalación construida, cada inversión hecha", aseguró.

 

Las transnacionales han invertido billones de dólares en los cuatro proyectos a través de los cuales el crudo extra pesado es transformado en un combustible más atractivo para los mercados.

 

Las negociaciones sobre la toma de los campos aún no han resultado en un acuerdo y se espera que sean difíciles.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?