| 6/28/2007 12:00:00 AM

Chávez no podrá hablar en sesión plenaria de la Duma de Moscú

El mandatario inauguró el jueves un centro cultural en Moscú que lleva el nombre de Simón Bolívar, y dijo a la audiencia que debía seguir venerando la memoria de Vladimir Lenin especialmente aquellas vinculadas con el antiimperialismo.

Moscú.- El presidente venezolano Hugo Chávez llegó a Rusia en una visita de bajo perfil en comparación con las anteriores, y se limitará a reunirse con el presidente Vladimir Putin en el curso de una cena informal, en tanto la cámara baja del parlamento le negó de manera inesperada permiso para hablar en una sesión plenaria.

Poco después de su llegada a Moscú, Chávez aseguró que hay un "desespero imperial, y lo digo porque al imperio cada día le cuesta más controlar al mundo". Chávez añadió que "ante las profundas evidencias de las debilidades del imperio, se ha desatado el empleo de los medios de comunicación de manera bastarda para tratar de ocultarlas, para ocultar el cinismo del imperio, y las políticas reales del imperio".

Chávez ha expresado interés en comprar submarinos rusos a pesar de la consternación en Washington sobre las crecientes compras de armamento en Venezuela.

El país sudamericano ya ha comprado armas a Rusia por valor de 3.000 millones de dólares, incluyendo 53 helicópteros militares, 100.000 fusiles Kalashnikov, 24 aviones SU-30 Sujoi y otras armas.

Pese a su importancia como socio comercial ruso, Chávez ha recibido en esta ocasión una bienvenida más apagada. Además de la cena informal con Putin, Chávez mantendrá una conversación con líderes parlamentarios rusos en un pequeño salón, aunque su intención era pronunciar un discurso en una sesión plenaria de la Duma, la cámara baja del parlamento. Sin embargo, de manera sorpresiva, los líderes de la Duma le negaron la solicitud.

La Duma está controlada por Rusia Unida, el partido que sirve de principal vehículos de los programas de gobierno de Putin. La decisión de negar a Chávez la posibilidad de pronunciar un discurso ante los legisladores rusos fue considerado como proveniente directamente del Kremlin, a fin de evitar alguna situación difícil por parte del exuberante e impredecible presidente venezolano. En los próximos días, Putin deberá reunirse con su homólogo estadounidense George W. Bush.

"Al aparecer, el Kremlin no desea irritar a la Casa Blanca en vísperas de la reunión en Kennebunkport", señaló el jueves el periódico financiero moscovita Kommersant. Putin y Bush se reunirán el domingo y el lunes en la mansión de la familia Bush en Kennebunkport, Maine. Funcionarios del Kremlin dijeron que Putin y Chávez discutirán la ampliación de su cooperación económica y de sus vínculos comerciales, pero se ha especulado que podría ser inminente un acuerdo por el cual Venezuela adquirirá submarinos.

El diario Kommersant dijo hace algunos días que Chávez firmaría un contrato inicial que incluiría cinco submarinos diesel, Proyecto 636 Kilo-class, y posiblemente cuatro submarinos Proyecto 677 Amur más tarde. El ministerio de Defensa de Venezuela negó posteriormente la versión. A su vez, la agencia noticiosa Interfax, citando un funcionario de la industria de defensa rusa, indicó que Chávez podría firmar contratos para adquirir un sofisticado sistema de defensa aérea, o tres submarinos clase Amur.

El viernes Chávez se dirigirá a Bielorrusia, donde discutirá planes de comprar un sistema de defensa aéreo equipado con radar y misiles antiaéreos. De ahí viajará a Teherán donde desea profundizar sus lazos con el presidente Mahmud Ahmadinejad _ uno de los más estrechos aliados de Venezuela fuera de Latinoamérica.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?