| 12/5/2010 3:00:00 AM

Chávez pide "a Dios que no siga lloviendo" y anuncia proyectos de viviendas

El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió a hoy a Dios que paren las lluvias que azotan al país, que han dejado al menos 34 muertos, y anunció que construirá viviendas en las faldas de la montaña que separa a Caracas del Mar Caribe para entregarlas a los miles de afectados por el temporal.

Caracas - Pidámosle a Dios que no siga lloviendo (...) tengo fe en que la Navidad la pasaremos felices, con los dolores, las penurias, por supuesto (por el luto de las víctimas del temporal) pero juntos, en familia", dijo Chávez, en un acto oficial transmitido por la televisión estatal VTV.

 

Las fuertes y continuas precipitaciones que caen sobre Venezuela, que han arreciado en las últimas dos semanas, han causado la muerte de al menos 34 personas, la mayoría por el derrumbe de sus casas precarias, más de 72.000 afectados, así como inundaciones, rotura de diques y daños importantes a la infraestructura vial.

 

El Gobierno declaró esta semana el estado de emergencia en las regiones costeras de Falcón, Vargas y Miranda, y también en el Distrito Federal, aunque en los últimos días las lluvias han castigado a otros estados como Zulia, Nueva Esparta, Mérida, Táchira y Trujillo.

 

Chávez anunció este domingo que su Gobierno socialista construirá casas para los damnificados y afectados por las lluvias en las faldas del cerro Wuarairarepano, antes llamado Ávila, en su fachada caribeña, ubicada en el estado de Vargas.

 

"Vamos a subir en 80-100 metros la cota de hasta dónde se permite la construcción de vivienda" en las faldas de la montaña del lado de Vargas, lo que "nos va a permitir tomar algunas colinas para construir viviendas para el pueblo", declaró el mandatario.

Aseveró que esa decisión gubernamental "no va a afectar para nada al Warairarepano", una montaña de 2.765 metros, que tiene una fachada hacia Caracas y otra hacia el estado costero, y es el pulmón vegetal de la capital venezolana.

 

Chávez también anunció la toma "hoy mismo" de un terreno perteneciente al estatal Aeropuerto Internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, para levantar proyectos habitacionales populares.

 

Se trata de "36 hectáreas de un terreno del Aeropuerto de Maiquetía, que lo tomaron los privados, la burguesía, como estacionamiento (...) vamos a sacar de allí todos esos cachibaches (...) contenedores, vehículos, empresas privadas, camiones (...) y vamos a hacer viviendas para el pueblo", dijo.

 

El mandatario ofreció esas declaraciones durante el acto oficial de zarpe de dos buques pesqueros de la empresa cubano-venezolana Pescalba, en el puerto de La Guaira, en Vargas.

 

En los últimos días, el presidente ha prometido a los miles de damnificados que están en los centenares de albergues dispuestos por el Estado que su Gobierno les dotará de viviendas dignas en lugares seguros, y les ha pedido paciencia porque, ha advertido, esa reubicación podría tomar más de un año.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?