| 10/31/2009 11:00:00 AM

Chávez y Lula estrechan relación bilateral

La empresa estatal brasileña Petrobras y la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) anunciaron el viernes la creación de una empresa conjunta para construir y operar una refinería en Brasil.

Caracas  — El anuncio se hizo mientras el presidente venezolano Hugo Chávez y su colega brasileño Luiz Inacio Lula da Silva visitaban una plantación de soya en las llanuras orientales de Venezuela.

Petrobras dijo en un comunicado que "concluyó con éxito las negociaciones para la constitución de una empresa que va a construir y operar" la refinería en Pernambuco, estado al noreste brasileño.

La participación accionaria será de 60% para Petrobras y 40% para PDVSA.

La refinería tendrá capacidad para procesar 230.000 barriles de petróleo por día, que será asumida a partes iguales por Petrobras y PDVSA, y tendrá como principal producto de diesel con bajo contenido de azufre, se indicó en el escrito.

La refinería Abreu e Lima es un "proyecto importante para la integración energética de América del Sur", agregó el comunicado.

PDVSA y Petrobras venían negociando desde el 2005 su asociación en torno a la refinería. Ante la falta de entendimiento, Petrobras comenzó por su cuenta la construcción el año pasado.

La refinería estaba valorada inicialmente en 4.050 millones de dólares, pero Petrobras reconoció semanas atrás que el costo aumentó a 12.000 millones.

"Creo que el momento que estamos viviendo en Sudamérica, es un momento muy importante para la consolidación de las ideas de aquellos que vinieron antes que nosotros y que pensaron en la liberación de nuestros países, primero de los españoles y los portugueses, después de los británicos, los americanos (estadounidenses)", dijo Lula en un discurso.

"Y yo diría que ahora estamos conquistando otra fase, que es la obtención de la independencia de nuestra propia ceguera, hemos pasado mucho tiempo sin vernos, sin descubrir el potencial político, cultural, el comercio entre nosotros", agregó.

Lula destacó la firma de 15 convenios que serían "una demostración de la extraordinaria calidad de la relación entre Brasil y Venezuela".

Chávez y Lula se reunieron en la ciudad oriental de El Tigre, a 550 kilómetros al suroeste de Caracas, y tienen previsto firmar un acuerdo de formalización de los planes de la refinería.

Durante su visita a una finca de soya desarrollada con apoyo de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), Chávez dijo que estos proyectos agropecuarios son importantes, ya que "el mundo enfrenta una crisis alimentaria". Agradeció a Lula por apoyar la agricultura en Venezuela.

A bordo de una trilladora, ambos gobernantes recogieron la última porción de una cosecha.

Venezuela importa carne, pollos, huevos, lácteos, soja, entre otros bienes e insumos agrícolas. Con ayuda de Brasil y Argentina, el gobierno espera reducir esa dependencia.

En la actualidad el intercambio comercial favorece al gigante sudamericano, pero que podría equilibrarse cuando la refinería opere. La balanza comercial bilateral alcanzó el año pasado los 5.668 millones de dólares, de los cuales un 88% corresponden a exportaciones de Brasil.

Lula también se refirió al ingreso de Venezuela al Mercosur, el bloque comercial en el cual participan Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. La comisión de relaciones exteriores del Senado brasileño en la víspera aprobó la iniciativa. El tema ahora podría ser votado en el plenario de la cámara alta la próxima semana.

"Creo que el gesto del Senado brasileño, ayer (jueves), fue un gesto gratificante porque fue la ruptura con los prejuicios", indicó el líder brasileño.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?