| 3/12/2007 12:00:00 AM

Chávez fustiga a Bush también en Centroamérica

Mientras Bush continúa su gira por cinco países de América Latina, Chávez insistió la noche del domingo en fustigar a quien ve como su peor enemigo político al proseguir un periplo simultáneo por la región en el que ahora prometió revivir una oposición socialista global a Estados Unidos.

León, Nicaragua.- El presidente venezolano Hugo Chávez reiteró su lema de "gringo go home" contra el mandatario estadounidense George W. Bush durante un acto con el gobernante nicaragüense Daniel Ortega ante miles de simpatizantes entusiastas.

Al tiempo que Bush se trasladaba de la aliada Colombia a Guatemala la noche del domingo, Chávez y Ortega viajaron 90 kilómetros de Managua a la ciudad de León, donde colocaron flores en la tumba del poeta Rubén Darío y anunciaron que Venezuela construirá un refinería de petróleo en Nicaragua. Vitoreado por millares de asistentes, Chávez dijo que la visita de Bush era un fracaso.

"Los pueblos de América Latina te dicen 'gringo go home"', reiteró.

El presidente venezolano, que llegó la tarde del domingo a Managua luego de visitas a Argentina y Bolivia, tiene planeado dirigirse el lunes a los países caribeños de Haití y Jamaica. Chávez y Ortega decidieron impulsar el proyecto de construir una refinería para procesar 150.000 barriles diarios de petróleo. Ortega dijo que la instalación costaría 2.500 millones de dólares, ante lo cual Chávez manifestó que "nosotros no necesitamos andar mendigando ante el Fondo Monetario Internacional ni ante nadie, porque ahora hemos creado el Banco del Sur donde también estará Nicaragua".

Chávez promueve el banco sudamericano de desarrollo como una alternativa al FMI.

El mandatario venezolano pasó la mayor parte del domingo en Bolivia, donde habló ante un recinto deportivo abarrotado en El Alto _una ciudad pobre ubicada en un risco que domina la capital administrativa boliviana de La Paz. Allí también Chávez lanzó vituperios a Bush y repitió las acusaciones de que Estados Unidos planea eliminarlo y asesinar al presidente boliviano Evo Morales, señalamientos que Washington ha negado.

El imperio contraataca con el mismo jefe del imperio al frente del ataque, dijo Chávez y luego se preguntó los motivos. Hace 15 años, el imperio estadounidense creyó que había ganado la batalla final cuando cayó la Unión Soviética y lanzó su exclamación triunfante como si fuera Superman, pero ahora Latinoamérica responde con una ofensiva popular real, afirmó. Con la tradicional prenda andina llamada poncho y una corona de hojas de coca, Chávez firmó varios acuerdos con Morales para fortalecer las ya estrechas relaciones de sus naciones.

En un intento aparente por empañar la gira de Bush, el presidente venezolano encabezó el viernes un acto masivo en la capital de Argentina y al día siguiente se dirigió a las zonas inundadas de Bolivia para exaltar su promesa de 15 millones en ayuda para desastres _10 veces más la enviada por Estados Unidos. En Colombia, Bush se reunió en Bogotá con el presidente Alvaro Uribe, su aliado más firme en la región, por la noche viajó a Guatemala.

Bush prometió mantener su respaldo para derrotar a las guerrillas y al narcotráfico en Colombia, además de hacer gestiones para que el Congreso de Estados Unidos ratifique el acuerdo de libre comercio que ambas naciones suscribieron el año pasado. En Guatemala, Bush tiene previsto visitar el lunes a un grupo de militares que realizan una jornada médica, así como una cooperativa de agricultores que se beneficiarán del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y un centro arqueológico en una actividad cultural.

También tendrá una reunión bilateral con el mandatario Oscar Berger para discutir temas como comercio, inmigración y narcotráfico. Luego dará una conferencia de prensa, cenará con Berger y partirá a México por la noche.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?