| 2/26/2010 7:10:00 AM

Chávez dice que Venezuela se saldrá de la CIDH

El presidente Hugo Chávez anunció el jueves que Venezuela saldrá de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) después de que ese organismo denunció la intolerancia política, hostilidad frente a la oposición y la violencia contra sindicalistas, mujeres y campesinos en ese país.

Caracas.- Chávez dijo en conferencia de prensa que "lo que nosotros deberíamos hacer es prepararnos para denunciar el acuerdo a través del cual Venezuela se adscribió, o como se llame a esa nefasta Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y salirnos de ahí pues. ¿Pa' qué? No vale la pena, es una mafia lo que hay ahí".

"¿Ahora vamos nosotros a seguir ahí en esa comisión?, inquirió el gobernante tras criticar el informe sobre Venezuela que emitió en la víspera la CIDH el cual consideró como "pura basura" y "ominoso". "Es una nefasta Comisión de los Derechos Humanos, es una verdadera mafia, y eso es parte de la OEA. Por eso un día esa organización debe desaparecer", agregó.

Chávez indicó que estaba dispuesto a dialogar con el secretario general de la OEA, José Miguel Inzulza, sobre su posible reelección y otros asuntos relacionados con la organización. "Vamos a sentarnos a conversar, no a insultarnos", acotó. El gobernante fustigó duramente el informe que emitió en la víspera la CIDH sobre Venezuela, el cual dijo que "es pura basura" y luego al secretario del organismo interamericano Santiago Cantón lo llamó "excremento puro".

Chávez dijo que Cantón otorgó reconocimiento al empresario Pedro Carmona que gobernó en Venezuela tras el golpe del 11 de abril del 2002 que sacó al mandatario venezolano del gobierno por dos días. "Nunca se pronunció (Cantón) en relación al atropello contra la democracia en Venezuela y después sacaron unos informes", dijo el gobernante al fustigar la postura de la CIDH respecto a la intentona del 2002.

El gobernante sostuvo que la CIDH es un "cuerpo politizado" que es utilizado por "el imperio para agredir" a los gobiernos. Chávez sostuvo que el informe de la CIDH forma parte de la "agresión permanente de tratar de aislar a Venezuela". La directora de la organización Comité de Familiares de las Víctimas del 27 y 28 de febrero de 1989 (Cofavic), Liliana Ortega dijo a la AP que "cuando hay señalamientos en materia de derechos humanos los estados democráticos lo que tiene que hacer es revisar el fondo de estos informes, cuales son los problemas que tienen en materia de derechos humanos y abordarlos".

"Atacar al mensajero, atacar a quien los produce no tiene ningún sentido", indicó Ortega, para quien sería "un grave retroceso" que Venezuela se retire de la CIDH.

En su extenso informe Democracia y Derechos Humanos en Venezuela, emitido en la víspera por la CIDH en Washington y difundido por correo electrónico, se denunció "la impunidad en la que se encuentran los casos de violaciones a los derechos humanos". La CIDH advirtió también la existencia de "un patrón de impunidad en los casos de violencia, que afecta de manera particular a los comunicadores sociales, los defensores de derechos humanos, los sindicalistas, las personas que participan en manifestaciones públicas, las personas privadas de su libertad, los campesinos, los pueblos indígenas y las mujeres".

La comisión destacó que no pudo realizar una visita de observación a Venezuela "debido a la negativa del gobierno a otorgar su anuencia". El hecho de que hasta la fecha el Estado se haya negado a permitir una visita de la CIDH no sólo afecta las facultades asignadas a la Comisión como órgano principal de la OEA para la promoción y protección de los derechos humanos, sino que debilita seriamente el sistema de protección colectivo creado por los estados miembros de la Organización, acotó el informe.

 AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?