| 3/31/2009 12:00:00 AM

Chávez busca apoyo a la "petromoneda" entre los árabes

DOHA, Qatar  — El presidente venezolano Hugo Chávez reiteró el martes su propuesta de crear una nueva divisa sustentada por el petróleo para desafiar al dólar estadounidense durante una cumbre árabe-latinoamericana enfocada en el comercio pero también preocupada por la creciente influencia de Irán en Hispanoamérica.

Es sumamente improbable que Chávez gane mayor apoyo a su idea de crear una "petromoneda" entre los grandes productores petroleros de la Liga Arabe como Arabia Saudí y los estados del Golfo Pérsico, que tienen estrechos vínculos con Washington, pero la cumbre permite a Chávez otra gira prominente al exterior, con escalas en Irán y China, para promover sus esfuerzos por establecer vínculos económicos y diplomáticos para confrontar a Estados Unidos.

Chávez proclamó el nacimiento de "un nuevo mundo". Agregó que "hay una crisis mundial del capitalismo" que conmueve el planeta, según la radio estatal venezolana después de la llegada del presidente a Qatar.

Se anticipa que la crisis económica mundial será el tema prominente en la reunión de un día.

Los miembros de la OPEP —incluyendo Venezuela y muchos estados árabes— han sido fuertemente afectados por la declinación de los precios petroleros. Los líderes también buscan impulsar el comercio de US$21.000 millones entre las dos regiones, que incluye petróleo y gas del Oriente Medio y acero y productos agrícolas de Sudamérica.

Los delegados también se proponen analizar los medios de expandir los intercambios tecnológicos, incluyendo ingeniería nuclear. Argentina ayudó a construir uno de los reactores nucleares egipcios y espera continuar la cooperación nuclear civil.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva dijo a la reunión que la crisis económica tiene "profundas repercusiones" en todas las economías pero también ofrece una oportunidad "de corregir el sistema financiero y restablecer el equilibrio del comercio mundial".

Lula reiteró sus exhortaciones a que las principales naciones en desarrollo tengan mayor voz en los organismos financieros mundiales como el Fondo Monetario Internacional.

Los vínculos comerciales son un modo de contrarrestar la creciente influencia iraní en Latinoamérica, particularmente a través de Chávez y el presidente boliviano Evo Morales. En noviembre, Chávez fue recibido por el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad en Teherán y dijo que ambas naciones estaban "unidas como un solo puño".

Chávez es sumamente popular entre los árabes por su apoyo público a los palestinos, incluyendo la ruptura de relaciones con Israel en reacción a la ofensiva israelí en Gaza. Pero sus estrechos vínculos con Ahmadinejad son vistos con desconfianza por muchos gobiernos árabes.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?