| 7/14/2008 12:00:00 AM

Chávez anuncia su estrategia del Petrosocialismo para ayudar a los países pobres no productores de crudo.

MARACAIBO, Venezuela - Venezuela se comprometió el domingo a mejorar su ayuda energética a los empobrecidos países de Centroamérica y el Caribe para afrontar los altos precios del petróleo, en una medida que busca elevar su influencia en la región frente a Estados Unidos.

El presidente Hugo Chávez ofreció flexibilizar aún más las condiciones de pago para los 85.900 barriles por día (bpd) de crudo y derivados que Venezuela envía a sus 16 socios de Petrocaribe, a los que se acaba de incorporar Guatemala.

"Debemos convertir Petrocaribe en un escudo antihambre, en un escudo para protegernos de la miseria, del hambre," dijo el mandatario en la cumbre que se celebró en el occidental estado Zulia, donde definió la iniciativa como "petrosocialismo contra la lógica del mercado."

Bajo los nuevos términos, los miembros podrán financiar el 60 por ciento de su factura energética con Venezuela a un plazo de 25 años, con una tasa de interés fija del 1,0 por ciento cuando el crudo esté por encima de 100 dólares, y hasta el 70 por ciento si se da el "no deseado escenario" de que supere los 200 dólares.

Hasta la fecha, el acuerdo contemplaba un pago aplazado del 50 por ciento, lo que ha supuesto un ahorro neto para las naciones socias de unos 920 millones de dólares desde que se creó PetroCaribe en el 2005, según datos oficiales.

Chávez instó a sus socios a pagar las importaciones energéticas mediante bienes y servicios como "vaquillas, frijoles o servicios turísticos."

"Queremos que al máximo esa deuda sea cancelada de esa manera, con bienes y servicios. Va a nacer un mercado distinto en Petrocaribe," aseguró el mandatario, un severo crítico de las políticas de mercado de Washington.

En los tres años de operación del mecanismo, cuyos términos suponen un descuento de unos 14 dólares por barril (dpb) según el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, Venezuela ha enviado 59 millones de barriles de crudo por un total de 4.700 millones de dólares.

Los críticos del mandatario denuncian que, mediante PetroCaribe y otros instrumentos de cooperación energética similares creados por Chávez, el controvertido mandatario busca impulsar una diplomacia basada en el petróleo, o "petrodiplomacia," para comprar voluntades políticas en América Latina.

Para sus defensores, estos acuerdos son parte de la "revolución socialista" que dice liderar el mandatario, en la que, aseguran, prima la solidaridad frente al "capitalismo salvaje que promulga el imperio estadounidense."

"PetroCaribe es un mecanismo de integración orientado al desarrollo que toma en cuenta las circunstancias particulares de economías más pequeñas y busca la complementación," dijo el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, en la plenaria.

Al margen de PetroCaribe, Venezuela envía a Cuba unos 92.000 barriles por día (bpd) que la isla paga mayoritariamente con el servicio de miles de médicos y profesionales en las "misiones," unos programas sociales que van desde salud a educación, claves en la alta popularidad de Chávez.

Venezuela suministra un total de 340.500 bpd bajo convenios de cooperación e integración política a otros países de la región, como Argentina y Bolivia, de una producción oficial de 3,1 millones de bpd.

Petrocaribe está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guayana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela, mientras que Costa Rica acudió a la cumbre como observador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?