| 8/22/2008 12:00:00 AM

Chávez acusa a dueños de Cemex de saquear Venezuela

Caracas.- El presidente Hugo Chávez calificó el jueves como "irrespetuosos" e "irresponsables" a los directivos de la cementera mexicana Cemex, que su gobierno expropió a inicios de semana, y advirtió que Venezuela se defenderá ante los tribunales.

"No les importa contaminar gente, playa y vegetación y animales y todo. Lo de ellos es ganancia, dinero. Pero no para invertirlo aquí; para llevárselo, saqueando las riquezas del país y vendiendo el cemento más caro del mundo", dijo el gobernante a la televisora estatal durante una reunión de ministros en el palacio presidencial, al fustigar a la compañía mexicana.

Manifestó que "los irresponsables de Cemex, irresponsables, nunca invirtieron en tecnología. ¿Para qué?, para eliminar ese polvillo (la contaminación)".

Cemex informó el miércoles en un comunicado que la confiscación de sus activos representa una "violación flagrante" de la constitución de Venezuela y sus leyes de expropiación. También anunció que acudirá a arbitraje internacional por "la confiscación de los bienes y privación de derechos de Cemex Venezuela y el posterior inicio del procedimiento de expropiación, realizada por el Gobierno de Venezuela", según el comunicado.

Cemex hará la demanda ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias por Inversiones, perteneciente al Banco Mundial.

"Si ellos (Cemex) deciden ir a juicio internacional, bueno ya PDVSA (Petróleos de Venezuela S.A.), fue llevada a 100 juicios, vamos, no tenemos miedo", contestó Chávez. "Dondequiera que vayan ellos, ahí estaremos nosotros con nuestras razones".

Mientras se definen los términos de expropiación de la empresa, la institución reguladora del mercado de capitales prorrogó hasta la semana próxima la suspensión de la venta de las acciones de la filial de Cemex. La toma de la cementera que realizó el gobierno a inicios de semana se dio en medio de fuertes diferencias con Cemex, la accionista mayoritaria de la compañía.

Chávez desestimó las críticas de organizaciones empresariales y opositores por la decisión. El mandatario informó que su gobierno creará una corporación de cementos con las empresas nacionalizadas y el nuevo estará adscrito a la Vicepresidencia.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) informó que amplió la paralización de la venta en la Bolsa de Valores de Caracas de los títulos de Cemex, la mayor cementera del país, para permitir que los accionistas minoritarios tengan "claro conocimiento y perfecto alcance" de la expropiación. Los títulos no se venden desde el martes.

La CNV reactivó el miércoles las venta de las acciones de la Fábrica Nacional de Cementos de la francesa Lafarge, que fue paralizada por 24 horas después que los representantes de la empresa suscribieron un memorando de entendimiento para vender al gobierno 89% del paquete accionario de la compañía por 267 millones de dólares. La holandesa Holcim también firmó un documento para transferir al Estado 85% de las acciones de su filial venezolana por 552 millones de dólares.

Con la nacionalización de Lafarge y Holcim y la expropiación de Cemex el gobierno aseguró el control de 90% de la producción de cemento del país, que sumado a la reciente toma de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) le garantiza al Estado el manejo de los principales insumos para la construcción. Cemex también dijo que la oferta de pago de 650 millones de dólares, que realizó el gobierno como compensación, es "significativamente" inferior al valor real de sus negocios en Venezuela.

El ministro de Energía, Rafael Ramírez, declaró a inicios de semana que Cemex estaba exigiendo un pago de 1.300 millones de dólares.

A partir del 20 de agosto entró en vigencia un decreto presidencial que delegó en manos de la corporación estatal PDVSA el manejo del proceso de expropiación de Cemex. En el referido decreto se prevé la "adquisición forzada" de las acciones de Cemex Venezuela y de "sus empresas filiales y afiliadas, así como los derechos, bienes muebles e inmuebles, maquinarias, equipos industriales y de oficina y cualquier otro activo requerido para la actividad de producción, explotación, procesamiento, transporte y almacenamiento" de cemento.

Chávez informó que su gobierno está "a punto de llegar al acuerdo final" con el grupo internacional Ternium para pagarles el paquete mayoritario de acciones que tenían en la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), empresa que fue nacionalizada hace tres meses.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?