| 4/22/2013 6:00:00 PM

Centroamérica debe adaptar su economía al cambio climático

Las economías centroamericanas deben avanzar hacia una mayor sostenibilidad y reducción de las emisiones de carbono con el fin de adaptarse a los efectos del cambio climático.

El estudio "La economía del cambio climático en Centroamérica 2012", presentado hoy en Costa Rica fue elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), incluye pronósticos de los efectos del cambio climático al año 2100 y recomendaciones para los países.

Julie Lennox, experta de Punto Focal de Cambio Climático de la Sede Subregional de la CEPAL en México, presentó el informe e indicó que Centroamérica se expone a subidas de temperaturas de hasta 4 grados centígrados en promedio, lo que supone un gran número de riesgos sociales, ambientales, para la agricultura, la salud y la economía.

Además se prevé un descenso en las lluvias y un aumento en la intensidad de los huracanes que afectarán la agricultura y la generación eléctrica, entre otros.

Explicó que con el alza de las temperaturas prevista, las economías centroamericanas deben comenzar de inmediato a impulsar acciones dirigidas a una mayor sostenibilidad con el ambiente y reducción de emisiones de carbono.

"En las agendas pendientes de desarrollo hay que integrar metas de inclusión y sostenibilidad, no es solo cambio climático, sino más", dijo Lennox.

La experta afirmó que la región debe volverse más eficiente en el uso del agua, proteger sus cuencas, disminuir las prácticas contaminantes y la deforestación, así como valorar más los servicios ambientales.

"Tarde o temprano, juntos o unilateralmente, vamos a tener que medir y reducir el contenido carbónico en nuestros productos y servicios. Con economías muy abiertas, dependientes de sus exportaciones, a Centroamérica ya le urge emprender un esfuerzo concertado de identificar, proteger y desarrollar sus potenciales ventajas comparativas", afirmó Lennox.

Por su parte, el ministro costarricense de Ambiente, René Castro, declaró que su país ha sabido decir "qué cosas no quiere hacer" como la exploración petrolera y la minería a cielo abierto, pero que tiene dificultades para decidir sobre "lo que sí quiere hacer".

Afirmó que se deben tomar decisiones pronto acerca de temas polémicos como la posible extracción de energía geotérmica de sus volcanes ubicados en zonas protegidas y que por ley no pueden ser explotados.

Dijo que otras de las decisiones pendientes es si se construye una planta hidroeléctrica en una zona indígena del país, la renovación de la flotilla de vehículos hacia tecnologías no contaminantes y el mayor uso de biocombustibles. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?