| 3/9/2011 10:00:00 AM

Centroamérica apuesta por el turismo ecológico y sustentable en la ITB

Centroamérica apostó hoy por un turismo ecológico y sostenible como su principal atractivo para atraer al mercado europeo en la Bolsa Internacional de Turismo (ITB), la feria turística más grande del mundo.

Berlín - El viceministro de Turismo de Costa Rica, Allan Flores, señaló que el certificado de sostenibilidad turística "es bueno para la industria y la mitigación de los efectos del cambio climático en el ambiente y las personas".

Este país latinoamericano recibe en promedio 2 millones de visitantes al año, 45.000 de los cuales son alemanes, lo que genera 150.000 empleos directos, 400.000 indirectos y representa cerca del 8 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), indicó Flores.

Honduras, en contraste, sólo acoge a un promedio de 16.000 turistas alemanes, por lo que espera incentivar el interés de los visitantes a través de proyectos de conservación del ambiente, explicó Nelly Jerez, Ministra de Turismo.

"Se busca que se pueda ofertar lo que el turista quiere en un ambiente sano", destacó Jerez.

En la feria, Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá presentaron al público alemán los atractivos turísticos de la región haciendo especial énfasis en la protección del ambiente.

Los stand centroamericanos contaron además con la presencia de Napoleón Duarte, Ministro de Turismo de El Salvador; Fernando León, viceministro de Turismo de Panamá; Jorge Samayoa, Ministro de Turismo de Guatemala.

La ITB, que comenzó hoy y se prolongará hasta el domingo, acoge en su 45 edición a un total de 11.163 expositores de 188 países que mostrarán su oferta turística en 160.000 metros cuadrados de exposición.

 
(Efe)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?