| 3/13/2012 10:10:00 AM

C.E. advierte de que sería grave que España no cumpliera el déficit de 2013

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha advertido hoy de que "sería muy grave" que España no cumpliese con su objetivo de rebajar el déficit al 3 % en 2013 dada la presión que sigue sufriendo por parte de los mercados.

Bruselas - Un día después de que el Eurogrupo aceptara que España se desvíe este año de sus objetivos de consolidación, Barroso ha subrayado que el "aspecto importante" es el que se refiere al próximo ejercicio, pues es la meta que fija el tratado de estabilidad.

"El objetivo para España es para el próximo año. Ayer el Eurogrupo, por unanimidad, determinó que ese objetivo se mantiene", ha destacado el presidente de la CE en unas declaraciones a medios portugueses en Estrasburgo (Francia), difundidas por el canal de televisión de las instituciones europeas.

Para Barroso, la decisión de los ministros de Finanzas de la zona euro es "una buena noticia y hace a España un país que ha dado prueba de que quiere cumplir sus objetivos". "Sería muy grave si no lo hiciese, porque continúa habiendo una presión grande de los mercados sobre España", ha advertido.

Hoy, en su comparecencia ante el Parlamento Europeo, Barroso negó cualquier trato de favor para España en comparación, por ejemplo, con Hungría, a quien ha abierto un expediente sancionador por excesivo déficit. "Hay diferencias importantes. La principal es que a Hungría se le impuso un objetivo de déficit para 2011 y el de España es para 2013", recordó Barroso.

"No estamos aplicando dobles raseros. La CE hará todo lo necesario para aplicar el Pacto de Estabilidad con equidad", añadió. Ayer, España consiguió en el Eurogrupo una reducción del 0,5 % del objetivo de déficit para 2012, que quedará en el 5,3 %

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?