| 9/12/2007 12:00:00 AM

CCB respalda fase III de Transmilenio en carrera 7, 10 y calle 26

La estructuración de un modelo que apunta a la sostenibilidad en el largo plazo, la reducción en los tiempos de desplazamiento y la disminución de la accidentalidad y de la contaminación, son algunas de las razones que respaldan la posición de la entidad.

Bogotá.- La Cámara de Comercio de Bogotá respalda la fase III de Transmilenio, tal como está planteada con la construcción de los corredores de las carreras 7 y 10 y la calle 26. Sin embargo, la Administración Distrital debe garantizar que se realice una intervención que mitigue el impacto urbano en zonas consolidadas o de valor histórico y ambiental, tanto en el proceso de construcción como en su operación.

Así lo dio a conocer la presidenta de la CCB, María Fernanda Campo, en el marco del foro Fase III de Transmilenio, organizado por el programa Ojo con Bogotá y la Región de la entidad, la Universidad de Los Andes y la Casa Editorial El Tiempo.

Según la directiva, para que las políticas de movilidad sean efectivas éstas deben tener continuidad. Por ello, si bien se puede contemplar el metro y el tren de cercanías como componentes del sistema integrado de transporte, y que deberán incluirse en la agenda de movilidad en el largo plazo, no es conveniente para la ciudad frenar el avance de Transmilenio.

“El sistema merece replicarse en la Fase III y las sucesivas. Para nuestra ciudad las peores opciones son no hacer nada o aplazar las decisiones. La coyuntura actual de la campaña electoral a la Alcaldía de Bogotá no debe llevar a la ciudad a un debate paralizante”, dijo la presidenta de la CCB.

De acuerdo con estimaciones de la mesa de expertos de movilidad de la CCB, el costo de no hacer nada en un corredor como el de la carrera séptima, se estima en US$240 millones al año por mayores tiempos de viaje, costos de operación, contaminación y accidentalidad. La presidenta de la CCB afirmó que un aspecto fundamental para continuar avanzando en materia de movilidad es tener asegurada la financiación, frente a lo cual el gobierno nacional ha reiterado su apoyo a Transmilenio.

“La Fase III se constituye en una oportunidad para mejorar la calidad del servicio al usuario y disminuir los impactos durante la construcción y recuperar el entorno urbano, mejorando la productividad y la calidad de vida de los ciudadanos”, dijo.

Avances
La ciudad ha avanzado en materia de movilidad en la construcción de un sistema masivo de transporte, la elaboración de un Plan Maestro de Movilidad , el desarrollo de un fortalecimiento institucional, y la promoción del uso de medios alternativos de movilización, como son las redes de ciclorrutas y alamedas peatonales.

Así mismo, la entidad considera que Transmilenio introdujo importantes transformaciones del sector mejorando la calidad y eficiencia del servicio gracias al esquema licitatorio. Indicó que con su puesta en marcha se logró una reducción en los índices de accidentalidad de 67% en número de accidentes de tránsito en los corredores del sistema, se redujo el 40% la emisión de partículas contaminantes y se redujeron en 32% los tiempos de viaje.

No obstante, la CCB considera necesario avanzar en aspectos como la contaminación y congestión, la reducción de tarifas, y el mejoramiento en la calidad del servicio.

Aspectos a mejorar
Para la CCB hay aspectos relacionados con la obra que se presentaron en la Fase II y que se deben mejorar como es el caso del alto impacto causado por la excesiva duración de obra, la deficiente información y gestión con empresarios y ciudadanos y el escaso acompañamiento a los comerciantes afectados.


Por ello, la presidenta de la CCB hizo un llamado a la Administración Distrital para que en esta tercera fase ofrezca información precisa y oportuna de tiempos de obra frente a predios, cortes de servicios y una estrategia de manejo de tráfico adecuada.

Así mismo, instó a la Administración a mejorar el entorno urbano de la ciudad promoviendo desarrollos organizados de actividad económica en torno a los portales y algunas estaciones. Al respecto, dijo que esto se puede realizar bajo el esquema de inversión público-privada, tanto en infraestructura como en explotación comercial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?