| 10/20/2010 3:25:00 PM

Casa propia para 2.500 familias campesinas en Antioquia

Para 2 mil 500 familias campesinas antioqueñas, el sueño de tener un techo digno y propio, está a punto de hacerse realidad.

Medellín.- Un motor llamado “ALDEAS” se encargará de impulsar ese sueño. Y detrás de él, la voluntad y la capacidad de cooperación de muchas empresas, públicas y privadas, que han decidido apostarle a esta iniciativa que no tiene antecedentes en Colombia.

“ALDEAS” fue gestada en EPM, pero es hija adoptiva de todos los cooperantes que hoy hacen parte de ella, y lo será de cuantos quieran sumarse en un futuro.

Su objetivo es claro y de un inmenso alcance social: aprovechar la madera que completa su ciclo de maduración en los bosques plantados por EPM alrededor de sus embalses, para construir viviendas de interés social en los municipios de Antioquia por fuera del Valle de Aburrá, y entregarlas a familias de escasos recursos, preferiblemente en situación de desplazamiento, forzado o voluntario.

Como bien lo señala su Gerente General, Federico Restrepo Posada, “ALDEAS” es un sueño colectivo concebido por EPM, aprovechando la necesidad de renovación de nuestros bosques, para dignificar y elevar la calidad de vida de miles de familias, pero tenemos la certeza de que será compartido por muchas empresas e instituciones, porque aquí sí que cobra sentido aquella frase de que “La unión hace la fuerza”.

Explicó que además de aportar soluciones prácticamente inmediatas a la problemática de vivienda del departamento, cuyo déficit estimado es de 200 mil unidades, “ALDEAS” es un proyecto de vida que también apoyará modelos productivos para garantizar el sostenimiento de las familias favorecidas. “Es un programa integral que brindará autosostenibilidad, ayudará a frenar el éxodo campesino, y generará arraigo y sentido de pertenencia de los campesinos hacia su tierra”.


Aunque el horizonte futuro de “ALDEAS” está abierto, ya hay una meta definida: fabricar 2 mil 500 viviendas en madera en 2011, con una inversión aproximada de $14 mil millones. Las primeras 1.228 unidades, que albergarán unas 5 mil personas, se construirán en Caucasia (1.000), Belmira (50), San Rafael (38) y San Luis (30). En proceso de vinculación se encuentran Betulia, Ebéjico, Liborina, Amalfi, Guadalupe y Angelópolis.

Adicionalmente, en el municipio de Entrerríos se construye la escuela El Peñol, que ofrecerá mejores condiciones locativas para 35 alumnos de esa vereda. Y en convenio con el SENA se fabrican 20 casas en madera, que no sólo mejorarán la calidad de vida de igual número de familias del municipio de Guadalupe afectadas por desastres naturales, sino que han permitido formar más de 40 estudiantes en tecnología de la madera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?