| 5/15/2007 12:00:00 AM

Casa Blanca defiende a Wolfowitz, dice que debe retener puesto

Wolfowitz, que mantiene que él actuó de buena fe, está librando una enérgica batalla por mantenerse al frente de la institución y debe comparecer luego ante la junta directiva. La junta, cuyos procedimientos son realizados a puertas cerradas, decidirá qué acciones se toman contra el presidente.

Washington.- La Casa Blanca defendió el martes al presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz, diciendo que el hecho de que éste haya violado normas del banco en su arreglo de un jugoso paquete financiero para una amiga no merecía que le despidiesen.

Miembros de la junta han discutido una serie de acciones disciplinarias. Los directivos pudieran despedir a Wolfowitz, pedirle que renuncie, indicar falta de confianza en su liderazgo o emitir una reprimenda. Miembros de la junta han parecido inclinados a expresar falta de confianza u otro dictamen similar que haría muy difícil _ si no imposible _ que Wolfowitz se quedase.

En la Casa Blanca, el portavoz Tony Snow dijo que no piensa que Wolfowitz haya hecho nada para merecer su renuncia.

Snow dijo que el presidente George W. Bush continúa apoyando a Wolfowitz, quien fue subsecretario de Defensa y uno de los arquitectos de la guerra en Irak antes de asumir las riendas del banco hace dos años.

"Lo que decimos es que sí, él ha cometido errores", dijo Snow. "Eso es obvio. Por otro lado, no se trata de una violación que le merezca el despido".

El secretario del Tesoro Henry Paulson tampoco piensa que los hechos ameriten un despido, de acuerdo a la portavoz del departamento Brookly McLaughlin.

La controversia que ha puesto en peligro el puesto de Wolfowitz se refiere a su manejo del paquete de compensación financiera que arregló en el 2005 para su amiga Shaha Riza, una empleada del banco.

Riza trabajó para el banco antes de que Wolfowitz asumiera como presidente. Se le transfirió al Departamento de Estado para evitar el conflicto de intereses, pero permaneció en la nómina.

Su salario aumentó de cerca de 133.000 dólares anuales a 180.000, y con alzas posteriores, llegó a 193.590 dólares.

Un panel especial concluyó que las alzas salariales recibidas por Riza "bajo la dirección de Wolfowitz excedieron el margen" permitido por las reglas del banco.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?