| 4/6/2009 12:00:00 AM

Carlos Costa Posada, nuevo Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial

Venía desempeñándose como consultor de la Unidad de Agua y Desarrollo Urbano para Latinoamérica y el Caribe, del Banco Mundial. Fue Director General del Ideam y Director de Política Ambiental del Departamento Nacional de Planeación. 

El barranquillero Carlos Costa Posada fue designado por el Presidente de la República como nuevo Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, en reemplazo de Juan Lozano Ramírez, quien ocupó el cargo desde julio de 2006 hasta marzo de 2009.

El nuevo Ministro es ingeniero civil de la Universidad de Los Andes, con master de la misma institución. También tiene un doctorado en sistemas de información geográfica e imágenes de satélite, de la Universidad de Cambridge, Inglaterra.

Costa Posada tiene una amplía experiencia en gestión ambiental, gestión de riesgo de desastres y adaptación al cambio climático, cubriendo desde la implementación de proyectos hasta la concertación de políticas nacionales.

Desde mayo de 2008 se venía desempeñando en el Banco Mundial como experto senior en gestión de riesgo y cambio climático, de la Unidad de Agua y Desarrollo Urbano para Latinoamérica y el Caribe.

Entre enero de 2004 y mayo de 2008 ocupó la Dirección General del Instituto de Hidrológica, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), y desde julio de 2001 hasta enero de 2004 fue director de política ambiental del Departamento Nacional de Planeación.

Antes de ocupar estos cargos fue coordinador del proyecto de conservación de biodiversidad en los Andes, del Instituto Alexander von Humboldt; investigador asociado del departamento de geografía de la Universidad de Cambridge; e ingeniero de diseño estructural de la firma UNION Tec, de Bogotá.

(SP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?