| 1/24/2008 12:00:00 AM

Capital suscrito del Banco del Sur estará entre US$7.000 millones y US$10.000 millones

El Banco fue fundado en diciembre cuando los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela, más un enviado de Uruguay, firmaron en Buenos Aires el acta constitutiva de la entidad.

Caracas_  El recién constituido Banco del Sur, una iniciativa que busca mitigar la dependencia de los países sudamericanos de las instituciones multilaterales, tendrá un capital de 7.000-10.000 millones de dólares, dijo el jueves el ministro venezolano de Finanzas, Rafael Isea.

La entidad financiera, que ha sido impulsada por el presidente Hugo Chávez para promover la integración sudamericana, aún está sujeta a que sus siete accionistas decidan tanto el monto de los aportes como la forma de hacerlos.

El Banco fue fundado en diciembre cuando los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela, más un enviado de Uruguay, firmaron en Buenos Aires el acta constitutiva de la entidad.

"La propuesta que está sobre la mesa es que el capital suscrito debe girar entre los 7.000 y los 10.000 millones de dólares y un capital autorizado de alrededor de 20.000 millones de dólares," dijo Isea a periodistas en las reuniones previas a una cumbre del ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas).

El funcionario dijo que los socios del Banco del Sur "estamos muy cerca" de una decisión sobre el capital y aclaró que cada país miembro decidirá cuánto y cómo aporta.

La institución, que se ha dicho tendrá su sede principal en Caracas, tiene por objetivo principal financiar el desarrollo económico y social de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) miembros del Banco.

 

 

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?