| 5/2/2006 12:00:00 AM

Caos en Bogotá por paro de transporte

Grupos de jóvenes lanzaron piedras contra autobuses del sistema de transporte masivo Transmilenio y camiones que intentaron transportar pasajeros en el sur y suroeste de Bogotá.

Propietarios de autobuses se declararon en paro el martes generando caos y disturbios en la capital colombiana de más de siete millones de habitantes muchos de los cuales tuvieron que caminar largas distancias para cumplir sus obligaciones.
 
Grupos de jóvenes lanzaron piedras contra autobuses del sistema de transporte masivo Transmilenio y camiones que intentaron transportar pasajeros en el sur y suroeste de Bogotá, lo que obligó a la intervención de la policía que arrestó a decenas de revoltosos.
 
"No vamos a permitir el bloqueo de las rutas de Transmilenio ni de las calles de la ciudad", dijo el general Jorge Daniel Castro, director de la Policía Nacional en conferencia de prensa.
 
La Policía Metropolitana informó que habían 60 detenidos por atacar los pocos autobuses que no acataron el paro o a los articulados del sistema Transmilenio.
 
El paro es en protesta por la ampliación de los horarios de inmovilización para los autobuses a fin de disminuir la contaminación ambiental y el cambio de rutas.
 
Los usuarios viajaban en camionetas atiborradas, sacaron sus bicicletas o simplemente caminaban por no encontrar otros medios para transportarse.
La Asociación de Transportadores Públicos (Apetrans) informó que alrededor de 4.000 autobuses pararon. Según la policía, son poco más de 2.000 los autobuses partícipes de la huelga.
 
Transmilenio informó que tiene capacidad de transportar 1,5 millones de personas al día pero parte de sus rutas sufrieron bloqueos y la ausencia de las unidades que llegan con pasajeros desde barrios populares.
 
El alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, rechazó la semana pasada negociaciones para solucionar los problemas de las rutas y el aumento de los tiempos de inmovilización.
 
El director de Apetrans, Alfonso Pérez, manifestó que "el alcalde cuando era dirigente sindical se tomaba las refinerías y las empresas estatales para obligar a negociar".
Pero utilizó "la violencia policial cuando solo queríamos dialogar", agregó.
Garzón, antes de ser elegido alcalde de Bogotá hace dos años, era presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la mayor organización sindical de Colombia, y encabezaba huelgas y protestas de trabajadores.
 
"Ahora que es autoridad optó por la ley del garrote", agregó Pérez en entrevista con la radio W.
 
El alcalde no se ha pronunciado sobre el paro. Como medida emergente levantó las restricciones de circulación con fines ambientales basadas en la terminación de la placa de los vehículos, lo que provocó embotellamientos.
 
La policía informó de un operativo para evitar nuevos disturbios y atentados terroristas de la guerrilla ante la proximidad de las elecciones presidenciales del 28 de mayo.
 
FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?