| 2/1/2011 5:00:00 PM

Cancilleres de Colombia y Perú revisan agenda de cumbre con países árabes

Los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y Perú, José Antonio García Belaúnde, revisaron hoy en Bogotá la agenda para la próxima cumbre entre América del Sur y los países árabes, en la que asuntos como los conflictos en Egipto y Túnez no estarán ausentes.

Bogotá - García Belaúnde, de visita "informal" en la capital colombiana, según dijo, se reunió este martes con Holguín, con quien habló también sobre la integración regional, como la iniciativa del Área de Integración Profunda (AIP) conformada por México, Chile, Colombia y Perú.

Asimismo, centraron buena parte del encuentro en analizar la situación de las protestas en Egipto y en Túnez, tema que será igualmente tratado de manera más amplia durante la Cumbre América Latina-Países Árabes (ASPA) que acogerá Lima entre el 14 y el 16 de febrero.

"El tema de Egipto o de cualquier otro país en conflicto, pienso en Túnez o en El Líbano, va a estar presente en la cumbre", señaló el ministro peruano.

"No imagino una cumbre con países árabes sin que se toque el tema de Egipto. Eso va a ser parte del debate" en Lima, dijo el jefe de la diplomacia peruana al comparecer ante periodistas tras el encuentro con la canciller colombiana.

La ministra colombiana, a su turno, consideró que esa cita en la capital peruana redundará en mayores posibilidades de intercambio comercial y de cooperación entre ambas regiones.

Holguín destacó, por otra parte, la presencia en la capital peruana del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien tendrá un encuentro con empresarios el día 15 y el 16 participará en las deliberaciones del ASPA con gobernantes de los dos bloques de países.

Durante la "charla informal", los dos cancilleres revisaron también diversos asuntos de la rica agenda bilateral, de la que Holguín señaló que era un "repaso de cómo vamos" en las relaciones entre Lima y Bogotá, y en la definición de una "hoja de ruta para el corto plazo".

Los dos ministros, asimismo, analizaron el otro ente integrador de la región, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), sobre la que, según Holguín, dialogaron de la elección del próximo secretario general del organismo, que reemplazará al fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner.

Colombia acudirá a esa elección con candidato propio para ese cargo, la excanciller María Emma Mejía.

La Cancillería colombiana señaló que la visita del ministro peruano se realiza "como una muestra del alto nivel de entendimiento y cooperación entre los dos países".

La visita de Belaúnde se cumplió después de la reunión de los dos ministros celebrada en Lima el pasado 29 de noviembre.

En la misma comparecencia de los dos ministros, la canciller Holguín reveló que el Gobierno colombiano evacuará en un avión chileno a un grupo de compatriotas atrapados por el conflicto en Egipto.

En principio serían "unos 10 estudiantes que (...) quieren salir. Estamos haciendo una gestión con el Gobierno chileno, para usar el mismo avión con el fin de sacar a los colombianos", dijo la ministra colombiana a periodistas.

La jefa de la diplomacia colombiana, asimismo, señaló que se revisa permanentemente la situación de los ciudadanos del país andino que viven en Egipto y explicó que muchos "son trabajadores de compañías multinacionales", y solamente hay "un listado de unos diez estudiantes" que quieren salir.

Holguín añadió que la familia del embajador en El Cairo, Mario Iguarán, "sale mañana" (miércoles) de Egipto.

También explicó que, debido a la situación en ese país, muchas familias colombianas no han podido comunicarse con sus allegados, e insistió en que la embajada y el consulado trabajan allí para atenderlos y buscar cupos en el avión chileno para los que quieran salir.

Fuentes diplomáticas dijeron a Efe que en Egipto viven "algo menos de 300 colombianos".

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?