| 11/1/2006 12:00:00 AM

Campaña de microcréditos se fija meta ambiciosa

Los organizadores de la Campaña Cumbre del Microcrédito habían intentado alcanzar su meta inicial de entregar préstamos a 100 millones de personales hasta diciembre pasado, pero se quedaron a 18 millones de cumplir el objetivo.

Toronto.- Tres semanas después que un economista de Bangladesh ganó el Premio Nobel de la Paz por revolucionar los servicios bancarios para los pobres, sus seguidores anunciaron el miércoles su decisión de ayudar a 175 millones de personas que viven con menos de un dólar por día para que reciban préstamos pequeños hacia finales del 2015.

Aún así, 82 millones de personas han recibido los préstamos desde que la campaña comenzó en 1997. Los microcréditos _destinados a la compra de artículos básicos como vacas para tener leche o teléfonos móviles para vender casas_ han mejorado la vida de 410 millones de miembros de familias, dijo el director de la campaña, Sam Daley-Harris.

Unas 1.000 millones de personas en el mundo subsisten con menos de un dólar diario, y otros 3.000 millones _la mitad de la población mundial_ viven al parecer con dos dólares al día.

"Estos microcréditos están dando esperanza a centenares de millones de personas en el mundo", señaló Daley-Harris.

El esquema de los microcréditos fue inventado por el doctor Muhammad Yunus, quien ganó el Premio Nobel de la Paz el 13 de octubre. El galardonado pronunciará un discurso en la inauguración de la conferencia de la Campaña Cumbre del Microcrédito en la ciudad canadiense de Halifax, provincia de Nueva Escocia, el 12 de noviembre.

En la reunión, alrededor de 2.000 delegados de al menos 100 países revisarán sus esfuerzos y plantearán la nueva serie de objetivos de la campaña.

Yunus, con un doctorado en economía por la Universidad de Vanderbilt, fue el responsable del departamento de economía en la Universidad de Chittagong en su empobrecido país asiático en 1974.

Para avanzar en su proyecto, pidió a sus estudiantes realizar una encuesta para averiguar por qué numerosos trabajadores vendían en los alrededores del recinto universitario artículos de bambú útiles y preciosos, sin que parecieran salir adelante.

El investigador consideró que los trabajadores podían comprar el material por su cuenta y apartarse de los intermediarios que les vendían el bambú, pero aún así perdían una gran parte de sus utilidades. Luego experimentó con la entrega de préstamos de 27 dólares a 42 aldeanos. Todos le pagaron el crédito, poco a poco, hasta el último centavo.

Yunus fundó entonces el Banco Grameen y acuñó el término microcrédito. Yunus comparte el Nobel con Grameen, que significa "rural" en bengalí.

 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?