| 7/3/2013 12:24:00 PM

Camioneros mantienen bloqueos en carreteras de Brasil

Los camioneros de Brasil mantenían el bloqueo de decenas de carreteras pese a que la Justicia ordenó poner fin a la manifestación, que se ha sumado al descontento expresado en las últimas semanas en una ola de protestas por unos mejores servicios públicos, entre otras quejas.

Según la policía de carreteras, la protesta, que comenzó el lunes, continuaba hoy en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Bahía, Espíritu Santo, Minas Gerais, Mato Grosso, Río Grande do Sul y Santa Catarina.

Las autoridades dijeron que en una treintena de carreteras de esas regiones los camioneros aún impedían el tránsito con sus vehículos, atravesados en algunos casos a todo lo ancho de las vías.

La movilización desafía una sentencia de un tribunal federal de Río de Janeiro, que el martes ordenó poner fin a los bloqueos y multar al sindicato que los promueve con 100.000 reales (unos 45.500 dólares) por cada hora en que el tránsito esté paralizado.

La decisión también implicó un bloqueo judicial de los bienes de Nélio Botelho, presidente del Movimiento Unión Brasil Camionero (MUBC), el sindicato del sector que comenzó la protesta, que deberá culminar mañana, jueves.

Esa sentencia se sumó a otras similares dictadas por tribunales regionales en los estados de Sao Paulo y Minas Gerais, que también han sido desoídas por los camioneros.

Al convocar la manifestación, el MUBC instó a sus afiliados a sumarse a una "huelga de 72 horas" para "dar apoyo inmediato a las manifestaciones populares que se registran en el país" y "exigir al Gobierno que mejore la situación del transporte de cargas en el país".

El MUBC reclama "subsidios para el diesel", la eliminación de los peajes para los camioneros y una fiscalización mayor de los conductores que trabajan sin las debidas licencias.

Asimismo, exige que se cumplan las promesas de inversiones en las carreteras que el Gobierno ha hecho en la última década.

El ministro de Transportes, César Borges, respondió en parte a esas demandas y consideró este martes que es "imposible" atenderlas.

Borges explicó que el diesel ya cuenta con subsidios oficiales que no pueden ser aumentados y que los peajes están establecidos en los contratos firmados con las empresas concesionarias.

"Brasil no puede asistir pasivamente a esta situación", declaró Borges, quien aseguró que "el Gobierno adoptará todas las medidas que estén a su alcance para garantizar que todas las cargas lleguen a su destino y la economía fluya", dijo el ministro.

Sin embargo, Borges no detalló ninguna de las medidas que podría adoptar el Gobierno, se limitó a pedir que cesen las protestas y se dijo dispuesto a iniciar un "amplio diálogo" con los sindicatos.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?