| 10/21/2007 12:00:00 AM

Cambios en la alta dirección del FMI y el Banco Mundial

El relevo de de Rato por Strauss-Kahn es todavía un recordatorio para los demás miembros del Fondo de la forma en que se selecciona a los jefes del FMI y el Banco Mundial.

Washington_  El economista español Rodrigo de Rato se despidió el domingo de los gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) con una frase esperada: "Muchas gracias".

Conocido por su parquedad, de Rato será reemplazado el 1 de noviembre como director gerente por el francés Dominique Strauss-Kahn, quien por su parte prefirió mantenerse fuera de la visibilidad pública en la reunión de una semana que congregó a ministros de hacienda de los 185 miembros de la institución.

De Rato, quien renunció alegando razones familiares cuando cumplía tres años y medio de su gestión de cinco años _con posibilidad de una reelección_, dijo luego a reporteros españoles que no tiene planes para incursionar en la política de su país, donde han circulado versiones de que desearía ser presidente.

Hizo notar que aun si lo deseara, difícilmente podría ser candidato en las próximas elecciones de marzo, por falta de tiempo.

El relevo de de Rato por Strauss-Kahn es todavía un recordatorio para los demás miembros del Fondo de la forma en que se selecciona a los jefes del FMI y el Banco Mundial.

Por acuerdo no escrito alcanzado cuando esas instituciones se crearon hace 63 años, Estados Unidos se reservó el derecho de nombrar al presidente del Banco Mundial y Europa al director gerente del FMI.

En la actual asamblea debutó Robert Zoellick, nombrado por el presidente George W. Bush para el Banco Mundial. Zoellick, quien asumió el 1 de julio, cerró así un capítulo institucional negro protagonizado por su antecesor Paul Wolfowitz, quien dio un generoso aumento de salario a una amante que trabajaba en el Banco.

Wolfowitz, uno de los estrategas de Bush en la guerra contra Irak como subjefe del Pentágono, renunció. Zoellick, negociador principal de los tratados de libre comercio firmados por Bush, entró al Banco.

A diferencia de la reunión de gobernadores de abril, en que casi todas las preguntas en las ruedas de prensa en las que aparecía Wolfowitz estuvieron dirigidas a su vida personal, seis meses después ya nadie pareció interesado en ese capítulo.

Sin embargo, los países en desarrollo agrupados en el G-24, que se reunieron como parte de las actividades de la asamblea de ambas instituciones, siguieron insistiendo en que las reformas del FMI y el Banco Mundial incluyan también una "mayor transparencia" para la elección de los jefes.

Strauss-Kahn, el nuevo hombre del FMI, está de acuerdo en la diversidad de candidatos y en que la transformación del FMI debiera también incluir a su personal a fin de evitar que quien consiga un empleo en el Fondo lo tome como una oportunidad de ejercerlo de por vida.

El domingo, Strauss-Kahn dijo que espera que para la próxima asamblea dentro de un año se hayan logrado las reformas esperadas.

"Para eso estamos aquí", afirmó en una rara aparición ante periodistas franceses después de hablar con la ministra francesa de Hacienda, Christine Lagard, frente a las instalaciones del FMI. "He dicho en varias ocasiones que esta institución debe ser transformada y lo será".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?