| 10/2/2007 12:00:00 AM

Cambio de hora en Venezuela causa confusión

El gobierno espera llevar el huso horario 4 horas y media menos respecto al Meridiano Greenwich (GMT) en octubre, indicó el viceministro de Ciencia y Tecnología, Luis Marcano. No se ha fijado aún la fecha. Inicialmente Chávez anunció la medida para el 24 de septiembre, pero ello no se cumplió.

Caracas.- Muchos venezolanos están contentos por la perspectiva de poder dormir un poco más gracias a un próximo cambio de hora. Pero la decisión de retrasar el reloj tan solo media hora causa también perplejidad. "Yo veo que es una locura (el cambio de hora)", dijo Maritza Mendoza, una vendedora de jugo de naranja que labora en una acera del centro de la capital.

Al preguntarle que motiva la modificación del huso horario propuesto por el presidente Hugo Chávez, Mendoza sonríe y comenta "es un capricho, al igual que el cambio de la moneda". El lanzamiento de la nueva moneda, el "bolívar fuerte", que realizará el gobierno como parte de la reconversión monetaria, implicará la eliminación de tres ceros a la moneda -- habrá billetes de 2, 5, 10, 20, 50, y 100 bolívares -- es parte de una larga lista de ajustes que está impulsando Chávez.

Ya el mandatario logró la modificación del escudo, la inclusión de una octava estrella a la bandera, y el cambio de nombre del país por el de República Bolivariana de Venezuela, inspirado en el Libertador Simón Bolívar. Chávez ha asegurado a los venezolanos que el retraso de los relojes no es una decisión arbitraria. Los voceros del gobierno insisten en que ellos vienen estudiando la medida desde 1999, buscando una hora más centrada para un país que está al norte de la costa de Suramérica y tan grande para tener dos zonas horarias.

El principal beneficio, sostiene Chávez, es que los alumnos no tendrían que levantarse antes del amanecer para estar a tiempo en la escuela. "Ustedes van a ver el impacto pues, sobre todo los niños ahora en las escuelas, la hora del trabajo", expresó Chávez recientemente en la televisión local." ¿Para qué?, para que nuestro cuerpo y sobre todo nuestros niños, nuestras niñas, aprovechen mejor la luz del sol", añadió.

Chávez no ha mencionado que quiere un huso horario diferente al del gobierno estadounidense, aunque algunos a manera de burla han asomado en el internet que el cambio podría tener relación con eso. El gobernante aseguró que nadie podría detenerlo. "A mí no me importa que me digan loco, la nueva hora va, que me digan lo que les de la gana", acotó. El cambio del huso horario, mientras entra en acción, no es muy sencillo, aseguraron funcionarios quienes plantearon que la modificación podría tomarse entre dos o tres semanas para la revisión de la ley.

La modificación implicará el ajuste del tiempo de las computadoras, la actualización de las grabaciones oficiales del tiempo y coordinar el interruptor con la Oficina Internacional de Pesos y Medidas, que tiene su sede en Francia y supervisa varios estándares internacionales. Venezuela no sería el único país que insiste en estar a media hora de diferencia del resto del planeta. Otros, incluyendo India, Afganistán, Mianmar, Irán y Sri Lanka, junto con Terranova en Canadá, algunas partes de Australia y unas islas de los océanos Pacífico e Indico.

Nepal realmente actúa independiente, a 15 minutos de la hora más cercana.

No obstante, Chávez puede tener alguna explicación que hacer. Varios transeúntes en el centro de Caracas confesaron no saber sí atrasarán o adelantarán sus relojes. Hasta el mismo gobernante inicialmente habló de deslizar los relojes hacia adelante en un discurso que ofreció en la televisión el mes pasado.

El motorizado, Víctor Nuñez, de 26 años, dijo que no ve nada malo en darle a los venezolanos algo más de tiempo. "Me parece bien porque voy a poder dormir media hora más", precisó. Otros sostienen que ven muchos beneficios para los escolares. Debido a que anochecerá más temprano, algunos han señalado que tendrán que ser más cautelosos de los delincuentes en el camino de la casa al trabajo.

Algunos han sugerido que el gobierno tendrá que hacer cosas más importantes con el tiempo que meterle mano al reloj. "El reloj se atrasa una media hora, uno sigue viviendo igual", comentó Eduardo Alabrin, un vendedor ambulante de baterías de 65 años. Añadió que los venezolanos necesitan más trabajo y poco crimen, pero no un nuevo huso horario.

Mientras tanto, los comercios comenzaron esta semana a incluir en los productos las denominaciones de "bolívares" y "bolívares fuertes" para cumplir con la primera fase de la reconversión monetaria que entrará en vigencia el primero de enero.

Chávez anunció que la eliminación de tres ceros al bolívar - ahora el tipo de cambio está en 2.150 bolívares por dólar - es una sonada reforma que hará más fácil la vida y consolidará la moneda. El nostálgico gobernante ha referido que planea traer de vuelta la "locha", una moneda de 12,5 céntimos que no se ha usado desde 1970. "En vez de avanzar, vamos a retroceder", dijo Mendoza, quien votó por Chávez el año pasado, pero admitió que tenía dudas sobre los cambios. "Vamos a ir hacia el tiempo de la locha", añadió.


 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?