| 11/14/2007 12:00:00 AM

Califican de "subversiva" postura de empresarios venezolanos

Fedecámaras, que afilia a cientos de miles de empresas grandes y pequeñas, divulgó el martes un comunicado en que rechazó la reforma por considerar que "esta propuesta de reforma no es otra cosa que un acto ilícito, írrito, violatorio de la institucionalidad republicana". Pidió a los venezolanos oponerse "por todos los medios legales posibles a su aprobación".

Caracas.- El ministro de Finanzas Rodrigo Cabezas catalogó el miércoles de "subversiva" la postura de uno de los mayores gremios empresariales que llamó a los venezolanos a oponerse "por todos los medios legales" a la reforma constitucional que impulsa el gobierno.

"Queremos alertar que ese documento de Fedecámaras se coloca fuera de la Constitución", dijo el ministro Cabezas en una declaración.

El ministro de Finanzas afirmó que el gremio empresarial "pre anuncia que en caso de una victoria popular del 'si' (en el referendo previsto para el 2 de diciembre) no la va a reconocer. Obviamente se desprende que están en una actitud de alzada subversiva".

"Por mucho poder económico que tengan no podrán detener la aplicación y cumplimiento de la Constitución", acotó Cabezas. El ministro enfatizó que los empresarios muestran una "postura profundamente antidemocrática" y si ellos "tienen la convicción de que la reforma planteada les hace daño o no conviene al país, vayan entonces a conseguir la mayoría".

Chávez promueve reformas a 69 artículos de la Constitución con lo que, entre otras, se permite su reelección indefinida, aumenta un año la duración del mandato presidencial y elimina la autonomía del Banco Central. Entre los elementos relevantes del proyecto de reforma constitucional, lo constituye el establecimiento de un régimen político y socioeconómico de corte socialista, y de diferentes modalidades de propiedad en la que tendrán "el interés común estará siempre por encima del interés particular".

Grupos defensores de los derechos humanos, la Iglesia Católica y otras organizaciones críticas del gobierno dicen que Chávez desea aumentar su poder. Advierten de que algunas enmiendas permitirían a las autoridades detener a ciudadanos sin cargos y censurar a los medios de comunicación durante los estado de excepción, derechos consagrados en la actual carta magna.

Cabezas afirmó que Fedecámaras jugó un papel protagónico en el golpe de estado que en el 2002 separó a Chávez del poder durante 48 horas. El breve gobierno de facto fue encabezado por Pedro Carmona, entonces presidente del gremio empresarial.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?