| 1/24/2011 10:15:00 AM

Cálida acogida a la demanda de Santos para que Colombia entre en la OCDE

La demanda formulada hoy por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para entrar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recibió una cálida acogida por parte del conocido como el "Club de los países desarrollados", aunque sin compromisos ni plazos.

París - La solicitud de ingreso "es un muy importante acontecimiento para la OCDE", subrayó su secretario general, el mexicano Ángel Gurría, que en nombre de los 33 países que la componen, representados por sus embajadores en un acto con Santos en la sede de la organización en París, dijo que están "honrados por este interés".

Preguntado en una conferencia de prensa con Santos sobre las posibilidades de que se materialice ese deseo de ingreso, Gurría mostró su confianza en que pueda ser una realidad "en un futuro no muy lejano".

Consideró, además, que hay espacio hasta entonces para reforzar las cooperaciones que ya existen: "Colombia está preparada para aprovechar las experiencias de la OCDE, y la OCDE las experiencias de Colombia".

"Queremos entrar en la OCDE porque es el club de las buenas prácticas", y formar parte de él para Colombia "significa un cambio muy cualitativo", indicó por su parte Santos.

Para manifestar de forma concreta su vocación de pasar a formar parte de este grupo de países desarrollados, el jefe del Estado colombiano entregó a Gurría una carta para solicitar su adhesión al convenio de la OCDE contra el soborno y la corrupción.

El secretario general también avanzó la incorporación del país latinoamericano al comité de inversión y añadió que espera que Colombia, "una de las economías en desarrollo más competitivas", en los próximos meses se una a otros foros de trabajo que tiene la organización.

Igualmente destacó la situación actual de Colombia, que "está recogiendo" las rentas de la paz y de la recuperación, "fruto de las buenas políticas", aunque también señaló que todavía "hay que hacer mucho" por la productividad, por el empleo, por la calidad de la educación o por la erradicación de las bolsas de pobreza extrema.

Santos reconoció esos retos -"todavía tenemos muchos problemas, no somos un paraíso"-, pero puso el acento en que "ahora tenemos una situación única en términos políticos y económicos" gracias al "tremendo éxito en muchos campos" en los últimos años que han permitido salir de "una situación muy difícil" en que guerrillas y paramilitares controlaban buena parte del país.

"Nuestra economía mejora porque tenemos un país más seguro" por la aplicación de la política de "la seguridad democrática", que entre otras cosas ha conseguido desmovilizar a 55.000 hombres en armas, pero también "hemos sido muy efectivos en desmantelar cárteles" de la droga, comentó.

El presidente colombiano manifestó su interés porque los países emergentes puedan participar en la definición de la agenda del G20, y a ese respecto señaló que el cambio climático es un tema clave que debería tenerse en cuenta en las estrategias de salida de la crisis financiera que ha vivido el mundo.

Vinculó a los efectos del cambio climático las recientes inundaciones que ha sufrido Colombia, y que van a tener un costo de entre 10 y 12 billones de pesos (entre 6.000 y 7.000 millones de dólares), según sus estimaciones.

Santos también lanzó un llamamiento para que en la reflexión internacional del G20 con vistas a modificar el sistema monetario internacional se tenga en cuenta a los países emergentes y que se evite "matar la gallina de los huevos de oro", que es el crecimiento que proporcionan a la economía global.

En esa misma línea, señaló a los embajadores de los países de la OCDE que "el mundo está cambiando", que "los latinoamericanos estamos volando con nuestras propias alas" y que quieren tener con los otros grandes bloques económicos una relación de "socios en igualdad de condiciones".

Los representantes de Portugal, España, Australia, Alemania y Reino Unido respondieron a Santos para agradecer su discurso y rendirle homenaje por el camino recorrido por Colombia en los últimos años.

La embajadora española, la exministra Cristina Narbona, pidió consejo al jefe del Estado colombiano sobre las recetas de su sistema financiero para hacer frente a la crisis.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?