| 7/8/2008 12:00:00 AM

Calderón trae al G-8 propuesta verde e inquietud por alimentos

Sapporo.- El presidente de México, Felipe Calderón, comenzó el martes sus actividades en la isla japonesa de Hokkaido, sede de la cumbre de los ocho países más industrializados, a los que planteará respectivamente una propuesta y una preocupación: La creación de un "Fondo Verde" y el alza en los precios de los alimentos.

Calderón, quien llegó a Sapporo el lunes por la noche, conversó el martes con el primer ministro de India, Manmohan Singh, a quien le expresó sus condolencias por el atentado perpetrado la víspera frente a la embajada india en Afganistán, que dejó al menos 41 muertos. Singh y Calderón abordaron la crisis alimentaria mundial y coincidieron en que los diferentes gobiernos y organismos internacionales deben delinear soluciones multilaterales, de acuerdo con información entregada por la cancillería mexicana.

El gobierno mexicano ha debido declarar subsidios a varios productos básicos, desde los combustibles hasta los cereales, incluido el maíz, que es la base de la alimentación en el país, ante los aumentos registrados en todo el mundo durante los meses recientes.

Esa preocupación sería compartida por el Grupo de los Cinco países emergentes (G-5), integrado además por Brasil, China y Sudáfrica. El G-5 se reunía más tarde, también en Sapporo. Varios expertos atribuyen el fenómeno a factores diversos, incluido el incremento del petróleo, la mayor demanda, las condiciones meteorológicas extremosas, la producción intensificada de biocombustibles y la especulación del mercado.

"Uno de los desafíos más urgentes se refiere a la seguridad alimentaria. A medida que los precios suben, los países experimentan dificultades para proteger a sus poblaciones más vulnerables", dijo a periodistas en Japón la secretaria mexicana de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa. Añadió que la propuesta de México apunta a acciones multilaterales para "enfrentar esta emergencia en forma efectiva y sostenible".

"Es imperativo vislumbrar estrategias concertadas para mejorar el desarrollo rural y el acceso (de los productos) al mercado, pero también proteger la cadena de abastecimiento y distribución de los alimentos", destacó.

Uno de los primeros encuentros previstos en la jornada por Calderón es con su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula da Silva. Ahí, el mandatario mexicano podría toparse con algunas diferencias frente a Brasil en el tema alimentario.

Brasil ha manifestado su preocupación por la crisis de los alimentos, pero niega que la producción de biocombustibles sea una de las causas. A Calderón, en cambio, se le presentó uno de sus primeros problemas políticos serios de su gobierno hace menos de dos años, con el aumento del maíz, que varios funcionarios gubernamentales atribuyeron al uso de ese cereal en Estados Unidos para producir etanol.

Calderón trae también debajo del brazo una propuesta que su gobierno destaca como innovadora para romper la discusión en torno a si sólo el Grupo de los Ocho países más desarrollados del mundo (G-8) debe dar pasos para revertir el cambio climático, o si a esa tarea deben sumarse también las economías emergentes.

El Fondo Mundial sobre cambio climático o "Fondo Verde" establecería aportaciones que los distintos países deberían hacer para combatir el calentamiento global, y que serían determinadas con base en aspectos como el porcentaje que cada nación representa en las emisiones mundiales de gases invernadero; las emisiones per cápita y su Producto Bruto Interno (PBI). Las aportaciones se destinarían a las naciones que podrían resultar más afectadas por el cambio climático, las cuales, según diversos estudios, son precisamente las más pobres.

El gobierno mexicano ha destacado que el fondo es una medida multilateral que facilitaría para los países en desarrollo el acceso al dinero y la tecnología necesarios para combatir el calentamiento global y para enfrentar sus consecuencias. Calderón, se reunía el martes también con el presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki. El presidente mexicano es el coordinador en turno de los trabajos del G-5.

El miércoles, el G-5 se unirá con el G-8, en el llamado grupo ampliado. El G-8 realiza desde el lunes su cumbre anual en Toyako, un complejo turístico ubicado a unos 150 kilómetros de Sapporo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?