| 7/30/2007 12:00:00 AM

Calderón pide a Congreso mexicano aprobar reforma fiscal

El gobierno envió en junio al Congreso la propuesta de reforma fiscal que considera la aplicación de nuevos impuestos como una forma de incrementar en un 3% del producto interno bruto (PIB) la recaudación hacia el 2012.

México_ El presidente Felipe Calderón llamó el lunes al Congreso a aprobar lo antes posible una reforma fiscal que le envió recientemente, ya que de no ocurrir esto el presupuesto para el 2008 podría verse presionado.

Calderón dijo que en caso de que no esté lista la reforma fiscal, se reduciría el margen de maniobra de su gobierno y la puesta en marcha de un plan nacional de infraestructura.

"El próximo 8 de septiembre debo presentar un presupuesto de egresos para el año 2008, y si no existe una decisión final sobre la reforma fiscal, este presupuesto se verá extraordinariamente presionado por los compromisos de gastos ya existentes y crecientes, como son las pensiones públicas", señaló el mandatario en una rueda de prensa conjunta con su colega argentino Néstor Kirchner, quien el lunes inició una visita de tres días al país.

Pidió al Congreso y a los funcionarios de su gobierno que busquen "concretar a la brevedad la reforma fiscal".

El gobierno envió en junio al Congreso la propuesta de reforma fiscal que considera la aplicación de nuevos impuestos como una forma de incrementar en un 3% del producto interno bruto (PIB) la recaudación hacia el 2012.

La propuesta establece un impuesto para empresas denominado Contribución Empresarial a Tasa Unica (CETU) que sería de 16% en 2008 y de 19% para 2009, con lo que se busca garantizar un gravamen mínimo que deberán pagar las compañías.

La CETU ha generado posiciones encontradas en diversos sectores, como el empresariado que ha sugerido que sea de 12% en lugar del porcentaje propuesto por el gobierno.

Calderón dijo que su gobierno escucha los puntos de vista de empresarios, políticos y grupos sociales, pero advirtió que eso no significa "que a todo digamos que sí".

Añadió que su administración considera que la CETU permitiría mejorar la recaudación y ampliar la base fiscal con miras a disponer de más recursos para gasto público en infraestructura y seguridad pública.

La recaudación actual por ingresos no petroleros en México es equivalente a un 11% del PIB, en niveles por debajo de varios países latinoamericanos como Brasil y Chile donde llega a más de 20% de su producto interno.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?