| 9/6/2012 2:00:00 PM

Calderón y Peña Nieto acuerdan transición

El mandatario mexicano, Felipe Calderón, y el presidente electo Enrique Peña Nieto iniciaron la transición del poder y acordaron que ésta sea tersa, ordenada, armoniosa, transparente, institucional y apegada a derecho.

México. En su primera reunión después de que el Tribunal Electoral de México avalara las elecciones federales del pasado 1 de julio y entregara la constancia de presidente electo, Calderón y Peña Nieto conversaron sobre diversos temas, en particular sobre los programas en marcha de la administración pública.

Al cabo de la reunión en la residencia presidencial, Peña Nieto agradeció a Calderón el "apoyo institucional" para trabajar en la elaboración de la agenda de políticas y programas que pondrá en práctica a partir del próximo 1 de diciembre, cuando asumirá la Presidencia.

"Esta reunión marca el inicio del trabajo de enlace y coordinación para que la transición sea ordenada, apegada a derecho y transparente", dijo Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que volverá al poder que ejerció durante siete décadas y que perdió hace 12 años ante el Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece Calderón.

El presidente electo aseguró que el cambio de la administración forma parte de la "normalidad democrática", y que el objetivo es lograr una transición armoniosa e institucional que busca no interrumpir las actividades gubernamentales.

Afirmó que en los próximos tres meses recabará toda la información para disponer de un diagnóstico completo que permita con precisión instrumentar las políticas que pondrá en marcha en diciembre y que corresponden a los compromisos que hizo durante su campaña electoral.

Destacó que su administración partirá de una plataforma sólida de estabilidad macroeconómica, y que su objetivo es reforzar los logros del actual Gobierno para lograr resultados en beneficio del país.

Por su parte, el presidente Calderón reiteró su felicitación a Peña Nieto y el llamamiento a todo el país a apoyar a la nueva Administración.

Manifestó su decisión personal y de su Gobierno de avanzar en una transición "ordenada, transparente y eficaz" para garantizar el bienestar de todos los mexicanos.

Afirmó que en la reunión se abordaron distintos temas, entre ellos el de la seguridad y el de la marcha de la economía.

Aseguró que existen sólidas bases económicas, sociales, políticas y de seguridad, "lo que es un importante punto de partida del nuevo Gobierno y "un patrimonio que hay que aquilatar".

Sin embargo, también señaló que existen desafíos de corto y largo plazo.

El presidente saliente indicó que entregará al equipo de Peña Nieto toda la información sobre los programas en curso para que la transición sea "lo más tersa posible" y la ciudadanía no se vea afectada por un proceso administrativo.

Calderón expresó su deseo de que en el próximo Gobierno se impulsen las reformas necesarias que permitan consolidar al país "que todos queremos", y afirmó su disposición de continuar trabajando en favor de México. EFE 

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?