| 3/29/2007 12:00:00 AM

Calderón de México combatirá dumping de productos textiles chinos

Un año atrás, el gobierno mexicano extendió durante cinco años más las tarifas contra la mayoría de las prendas de ropa y fibras sintéticas de origen chino que habían estado en vigor desde el 2004.

México.- El presidente mexicano Felipe Calderón prometió el miércoles continuar apoyando las medidas antidumping contra los productos textiles de origen chino, afirmando que la industria nacional de las prendas de vestir es víctima de una competencia desleal por parte del gigante asiático.

Calderón dijo que su gobierno ha buscado reuniones con el gobierno chino para resolver las "serias dudas" en materia textil, y que está dispuesto a tomar cualquier medida necesaria "contra la aplicación de subsidios que contravengan el balance comercial", según sostuvo el mandatario.

"La posición de mi gobierno en esto es muy clara: sí a la competencia global y no a la competencia deselal", expresó ante la Cámara Nacional de la Industria del Vestido. "Es por eso que mi gobierno sostendrá las cuotas compensatorias con el sector textil chino".

Sin embargo, México tiene como plazo el 11 de diciembre para eliminar las tarifas contra productos chinos, las cuales han estado en vigor desde que China se unió a la Organización Mundial de Comercio en el 2001, a menos que puedan ser justificadas según las reglas de la OMC.

Calderón, quien asumió la presidencia en diciembre, afirmó que el gobierno trabajará con la industria textil para establecer un "caso sólido" para que los aranceles continúen.

México recientemente ha incrementado sus ataques comerciales contra China, la cual el año pasado superó a México como el segundo mayor socio comercial de Estados Unidos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?