| 5/29/2008 12:00:00 AM

Caída récord en precios de vivienda en Gran Bretaña

LONDRES - Los precios de las casas en Gran Bretaña sufrieron una caída récord de 2,5 por ciento en mayo, dijo el jueves la Sociedad Constructora Nationwide, lo que generó temores de que el declive inmobiliario pronto pueda derivar en un derrumbe perjudicial para toda la economía.

La disminución mensual, la mayor desde que esa prestamista empezó a recopilar los datos en 1991, redujo el valor promedio de las casas británicas en 5.000 libras esterlinas (unos 9.900 dólares) y colocó los precios un 4,4 por ciento debajo del nivel de hace un año.

Esa fue la tasa más aguda desde la contracción económica de 1992.

"El simple tamaño de la reducción de los precios de las casas, sin que la economía aún se haya desacelerado significativamente, sugiere que esta corrección del mercado inmobiliario será profunda y prolongada," dijo Seema Shah de Capital Economics.

"Todo esto ocurre con el apoyo de un mercado laboral relativamente saludable. Hay que imaginar, entonces, qué pasará con los precios de las casas una vez que la desaceleración económica levante velocidad y suba el desempleo," dijo.

Los precios acumulan ahora una caída de siete meses, la racha más larga de descensos en 26 años.

Por ahora, Nationwide estima que los precios caerán menos de un 10 por ciento este año, lo que aún permitiría que gran parte de los británicos logren ganancias con sus casas, cuyos precios han subido considerablemente en los últimos 10 años.

El Banco de Inglaterra no se ha mostrado demasiado preocupado por las caídas en los precios de las casas, ya que sostiene que el mercado inmobiliario necesitaba desacelerarse tras años de fuerte crecimiento.


(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?