| 12/23/2008 12:00:00 AM

Cafeteros Colombia desean comprar acciones Starbucks en 2009

Bogotá.- Los cafeteros de Colombia esperan, junto a productores de café de Brasil y Centroamérica, cerrar la compra de un importante paquete de acciones de la cadena de cafeterías Starbucks Corp en los próximos tres meses,que les permita asumir una posición de influencia en la firma.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Gabriel Silva, dijo el lunes en la tarde en una entrevista con Reuters que la compra de acciones de la estadounidense Starbucks se estudia desde hace un año, con la asesoría de bancos de inversión.

"Hemos recibido propuestas de interés serias de Brasil y de varias organizaciones cafeteras de Centroamérica", aseguró Silva.

"Nosotros quisiéramos tener una posición de influencia, si eso es a través de un representante o a través de una presencia directa en la junta está por verse. El hecho es que queremos tener una voz lo suficientemente fuerte para poder contribuir al desarrollo de la empresa", precisó el dirigente cafetero.

Silva se abstuvo de revelar la cantidad de dinero que pretenden invertir en la operación y ni el número de acciones al que aspiran tener en Starbucks, que ha anunciado cierre de tiendas y despido de personal.

El dirigente sostuvo que la federación colombiana ha sostenido contactos con actuales inversionistas de la empresa, que han ofrecido una alianza.

El dirigente cafetero pronosticó que en el 2009 la demanda de café se mantendrá a nivel mundial y previó un déficit de 8 millones de sacos.

El gerente de la federación reiteró que la producción de café de Colombia cerrará el 2008 entre 11,8 y 12 millones de sacos, frente a los 12,6 millones de sacos del año anterior.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?