| 3/10/2010 5:10:00 PM

Caen venta de motocicletas en el país

Pese a dificultades en la economía, ensambladoras japonesas aumentaron su participación en el mercado. La industria espera que la recuperación de la economía se traduzca en mayores ventas.

Bogotá.- Durante el año 2009, las ventas de las ensambladoras Auteco-Kawasaki, Incolmotos-Yamaha, Fanalca-Honda y Suzuki Motor de Colombia, superaron las 270.000 unidades, 18% menos que las ventas registradas en el 2008.

De acuerdo con las cifras reveladas por la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi, la menor venta de motocicletas es consecuencia de la contracción de la demanda interna por cuenta del bajo crecimiento en la economía y el aumento del desempleo.

Sin embargo, la participación de esas cuatro ensambladoras en el mercado aumentó del 77% en 2008 al 84% en 2009, lo que confirma que las compañías de ensamble de motocicletas se han ganado su participación, pese a las dificultades, por su compromiso con las necesidades del consumidor, lo que a su vez ha permitido una reducción en el número de importadores informales y empresas golondrina.

El sector prevé que simultáneamente con el proceso de recuperación de la economía las cifras comiencen a evidenciar un mayor repunte en los próximos meses.

“La motocicleta se ha consolidado en Colombia como un medio de transporte eficiente y económico, y se constituye en una herramienta de trabajo para miles de colombianos que viven en ciudades grandes, intermedias y pequeñas. Es utilizada principalmente por parte de los niveles socio económicos 1, 2 y 3”, dijo Juliana Rico, Directora de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi.

La industria de motocicletas en Colombia tiene una considerable importancia en la producción manufacturera. Cuenta con ocho ensambladoras que representan más del 96% del total del mercado.


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?