| 1/9/2009 12:00:00 AM

Caen acciones en NY tras agravarse el desempleo

Nueva York.- La primera semana completa del 2009 no trajo grandes sobresaltos a Wall Street, pero tampoco dio a los inversionistas muchos motivos para alegrarse.

Un incremento en el desempleo provocó el viernes una caída marcada en Wall Street, luego que los inversionistas manifestaron temor de que los estadounidenses sigan apretándose el cinturón por un tiempo.

De acuerdo con los cálculos preliminares, el promedio industrial Dow Jones cayó 143,28 puntos, el 1,64%, para cerrar en 8.599,18. Durante la semana, el Dow perdió casi el 5%.

El informe del Departamento del Trabajo, aguardado por los inversionistas, mostró que los empleadores recortaron 524.000 empleos en diciembre, un número menor al esperado, que era de 550.000. Aún así la tasa de desempleo saltó a 7,2%, su nivel más alto en 16 años, un nivel superior al 7% previsto por los economistas y que rebasó el observado en noviembre, de 6,8%.

La pérdida de empleos no causó pánico en Wall Street, pero sí preocupación.

"La gente dice saber cuán mal está la economía, pero desconoce lo que se siente cuando la realidad llega a su casa", dijo Stu Schweitzer, estratega de mercados globales en la rama de banca privada de J.P. Morgan. "No son los datos, sino cómo se resienten éstos. Y se siente terrible el tener a tantos estadounidenses que están perdiendo su empleo, y a tantos más que probablemente los seguirán en los próximos meses".

El desempleo creciente tiende a erosionar el gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos. Para todo el 2008, la economía perdió 2,6 millones de empleos, la mayor cantidad desde 1945.

Las empresas al por menor han reportado pésimas cifras de ventas durante la temporada navideña, y en Wall Street hay preocupación sobre por cuánto tiempo padecerá la economía por el retraimiento del gasto de los consumidores.

El viernes, el presidente electo Barack Obama consideró que la pérdida de empleos representa "un duro recordatorio sobre cuán urgente es tomar medidas" para resucitar a la vapuleada economía de la nación. Obama tiene previsto un paquete de estímulo económico por unos 800.000 millones de dólares, basado en recortes de impuestos y otras medidas que ayuden a los individuos y a las empresas.

Los indicadores más amplios del mercado bursátil también perdieron terreno. El Standard & Poor's 500 cayó 19,38 puntos, el 2,13%, a 890,35, y el índice compuesto del Nasdaq retrocedió 45,42 unidades, el 2,81%, a 1.571,59.

El Russell 2000, barómetro de las empresas más pequeñas que cotizan en bolsa, tuvo un decremento de 20,71 puntos, el 4,13%, a 481,30.

Las acciones con bajas superaron por 2-1 a las que avanzaron en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen de operaciones fue ligero, por 1.160 millones de títulos.

Durante la semana, el Dow cayó 4,8%, el S&P se contrajo 4,5% y el Nasdaq perdió 3,7%.

Los precios de los bonos subieron, luego que los inversionistas buscaron refugio ante los grises datos económicos surgidos el viernes. El rendimiento del certificado del Tesoro a 10 años, que se desplaza en dirección opuesta a su precio, cayó a 2,36%, respecto del 2,44% observado al cierre del jueves.

El dólar tuvo un desempeño mixto frente a las principales divisas, mientras que el oro bajó.

El petróleo ligero con bajo contenido de azufre perdió 87 centavos, a 40,83 dólares, en la Bolsa Mercantil de Nueva York, luego de caer incluso a 39,38 dólares.

En otros mercados internacionales, el promedio Nikkei del mercado japonés bajó 0,45%, el FTSE 100 de Gran Bretaña cayó 1,26%, el DAX alemán retrocedió 1,97% y el CAC-40 francés perdió 0,75%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?