| 10/11/2007 12:00:00 AM

Cae popularidad de Alan García en Lima

El sondeo fue realizado por la Universidad de Lima que entrevistó a 556 personas entre 6 y el 7 de octubre, con un margen de error del 4,24%, y no reveló los aspectos por los cuales los encuestados reprobaron la gestión presidencial.

Lima.- La popularidad del presidente Alan García entre los limeños registró un desplome al ubicarse en 37,7% en octubre, desde 51,6% registrado el mes anterior, según indicó una encuesta difundida el jueves.

Sin embargo, analistas coincidieron en atribuir la caída del apoyo a García en la capital a los escándalos que se han registrado en las últimas semanas dentro del gobierno, como presuntas irregularidades cometidas por el ministro del Interior Luis Alva Castro en la compra de patrulleros.

Otros dijeron que los problemas en el ministerio de Salud, por supuestas compras y ventas ilícitas de medicinas, e incluso un leve aumento en la inflación incidieron en el incremento de la reprobación de los limeños para el mandatario.

Los especialistas indicaron que la desaprobación del presidente en los sectores pobres de la ciudad es notoria, y que ésta debe ser mayor fuera de Lima, tomando en cuenta que el partido APRA, de centro izquierda, al que pertenece García, tiene respaldo entre los residentes de la capital, donde viven 8 de los 27 millones de habitantes del país.

La popularidad de García ha decrecido sostenidamente desde que asumió el poder en julio del 2006, cuando contaba con un 60% de apoyo.

Tuvo un leve incremento en septiembre, al llegar a 51,6% de respaldo, tras el 40,4% del mes anterior, luego de el pueblo le retribuyera el esfuerzo que demostró en la ayuda a miles de damnificados por el terremoto que asoló el sureste peruano el 15 de agosto en el que murieron más de 500 personas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?