| 9/24/2007 12:00:00 AM

Cae el crudo, tras disipación de tormenta tropical

La gasolina para octubre cayó 3,11 centavos, a 2,0834 dólares por galón.

Nueva York_ Los precios a término de los energéticos cayeron el lunes, después que una depresión tropical que se desplazaba por el Golfo de México a finales de la semana pasada se disipó sin intensificarse y sin causar daños.

"La tormenta se disipó durante el fin de semana y vemos que la producción se reanuda", dijo Phil Flynn, analista de Alaron Trading Corp. en Chicago.

Pero los inversionistas trataban también de determinar si el reciente récord impuesto por los precios del petróleo, por encima de los 80 dólares el barril es una tendencia concluida.

"Sentimos que existe cierta agitación especulativa en el mercado de crudo, y este avance actual en los precios está sembrando lentamente las semillas para un descenso igual de agudo", dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates, en una nota a los inversionistas.

El crudo liviano y de bajo contenido sulfuroso para entrega en noviembre descendió 67 centavos por barril, para quedar en 80,95 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York. La gasolina para octubre cayó 3,11 centavos, a 2,0834 dólares por galón.

En Londres el crudo Brent del Mar del Norte perdió 39 centavos por barril, para cerrar en 78,91 dólares en el mercado ICE.

En Nueva York, el aceite de calefacción para entrega en octubre descendió 2,56 centavos, a 2,2306 dólares por galón, mientras que el precio a término del gas natural subió 28,7 centavos, a 6,367 dólares por cada 1.000 pies cúbicos.

Los contratos del gas natural fueron los únicos que subieron el lunes, ante las preocupaciones por tres nuevos fenómenos meteorológicos tropicales, uno ubicado en el sur del Golfo de México, otro cerca de la costa septentrional de Sudamérica y uno en el Atlántico central.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?