| 11/18/2009 4:20:00 PM

Cadbury Adams favorece el consumo responsable

Para la compañía Cadbury Adams establecido a nivel mundial una serie de políticas para garantizar una publicidad veraz y promover el consumo responsable, así como la protección de los niños

El bienestar y la confianza de los consumidores hacia sus marcas son los valores más importantes que impulsa Cadbury Adams en Colombia y en el resto de países en donde que opera. Por este motivo, la compañía de confites diseñó un Código de Ética de Mercadeo que garantiza prácticas éticas y responsables con sus consumidores de forma sostenida.

Este Código contiene políticas diversas encaminadas a presentar una publicidad veraz, precisa y bien fundamentada; a promover el consumo responsable y un estilo de vida balanceado; y a proteger a los menores de edad. Todo ello bajo una serie de lineamientos que deben cumplirse a cabalidad para asegurar compromiso y responsabilidad con los intereses de los consumidores.

Con el fin de que estas políticas se respeten y apliquen de forma rigurosa, en Colombia Cadbury Adams brindó entrenamiento a las agencias de publicidad, de medios y de relaciones públicas con las que trabaja de la mano, así como a los colegas del equipo de Liderazgo Local, Mercadeo, Trade y Ventas. “Este tipo de capacitaciones son muy importantes para la compañía para mantener una misma línea de acción que garantice el buen manejo de la publicidad y promueva el consumo responsable”, sostiene María del Carmen Terán, gerente de asuntos corporativos Colombia y Ecuador.

Entre los requisitos para una publicidad responsable, Cadbury Adams ha planteado por ejemplo representar con exactitud las dimensiones de los productos publicitarios, incluido el sabor, tamaño, contenido y beneficios para la salud y la nutrición; además, en cada país en el que haya publicidad de las marcas de la compañía se debe prestar especial atención a las sensibilidades culturales, políticas, religiosas y estar alineados con las regulaciones existentes para medios, agencias y anunciantes.

De igual manera, la publicidad de Cadbury Adams debe reflejar moderación en el consumo y en el tamaño de las porciones, de acuerdo con la realidad social y cultural del entorno, promoviendo el consumo responsable.

Por otro lado, siendo los niños uno de los grupos objetivos más importantes para la compañía, el Código de Ética de Mercadeo de Cadbury Adams contiene un módulo especial para garantizar la protección de los menores, pues sobre todo los más pequeños tienen una limitada capacidad de evaluar la credibilidad de la información que reciben. En publicidades dirigidas a menores se garantiza apoyar el rol de los padres, el consumo y nutrición responsables y promover valores positivos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?