| 3/13/2007 12:00:00 AM

Bush promete a Calderón impulsar reforma migratoria integral

En una hacienda al sur de Mérida, a 990 kilómetros al este de la ciudad de México, Calderón dio la bienvenida a Bush y le dijo que la migración no puede detenerse "por decreto" y es un fenómeno que debe ser resuelto en común.

MERIDA, México_ El presidente estadounidense George W. Bush prometió el martes a su colega mexicano Felipe Calderón trabajar con "todo lo que pueda" para impulsar una reforma migratoria integral en su país, un tema que ha marcado la agenda bilateral en los últimos años.

Previo al inicio de conversaciones privadas Bush dijo que Estados Unidos trabajará para ampliar las oportunidades comerciales y de inversión con México.

"Mi promesa a usted y a su gobierno, pero más importante al pueblo de México, es que trabajaré todo lo que pueda para impulsar una reforma migratoria integral", dijo el mandatario estadounidense en el marco de su última escala en una gira por cinco países de América Latina.

Calderón aprovechó para reiterarle su oposición a la decisión de Estados Unidos de construir un muro de poco más de 1.120 kilómetros en su frontera común con México.

"Los mexicanos respetamos plenamente el derecho que tiene el pueblo y el gobierno de los Estados Unidos de decidir en su territorio lo que mejor convenga a sus preocupaciones y a su seguridad, pero al mismo tiempo consideramos de manera respetuosa que puede ayudar más a detener migración un kilómetro de carretera en Michoacán o en Zacatecas que 10 kilómetros de muro en Texas o en Arizona", dijo el mandatario mexicano.

Michoacán y Zacatecas son dos de los estados de donde salen mas emigrantes hacia Estados Unidos, donde radican más de 11 millones de mexicanos, una gran parte de manera indocumentada.

Añadió que a su juicio "no hay nada mejor para la seguridad y la prosperidad de la región que la prosperidad de México".

Las primeras palabras de Bush fueron en español. "Estamos encantados de estar en México otra vez", dijo el gobernante estadounidense.

Bush expresó a Calderón que respeta sus puntos de vista sobre la migración.

Desde el 2000, cuando por primera vez llegó a la presidencia un político de oposición tras 71 años de gobiernos continuos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el gobierno de México ha hecho del tema migratorio una prioridad de su agenda migratoria con Estados Unidos.

Vicente Fox, antecesor y correligionario del Partido Acción Nacional de Calderón, buscó infructuosamente negociar un acuerdo migratorio con Estados Unidos.

Calderón asumió la presidencia el 1 de diciembre y ha dicho que trabajará en ese sentido, aunque su gobierno también ha aclarado que su agenda bilateral no se reducirá a la migración y se extenderá a otros temas igual de importantes como la seguridad y el combate al narcotráfico.

El presidente mexicano le aseguró a Bush que México hace la parte que le corresponde en el combate al narcotráfico y le pidió una mayor "colaboración" y "activa participación" de su gobierno "para tener éxito" en esa lucha.

Advirtió que "mientras no se reduzca la demanda de drogas en un territorio, será muy difícil reducir el suministro en el país".

Apenas el sábado, Calderón dijo a The Associated Press que "Estados Unidos es responsable de algunos de los problemas más graves que tiene México, entre otros el narcotráfico, por el consumo enorme y creciente que tiene de drogas y que hace de nuestro territorio lugar de paso o tráfico de drogas".

Ambos mandatarios son acompañados de sus esposas Laura Bush y Margarita Zavala.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?