| 7/15/2008 12:00:00 AM

Bush levanta prohibición a explotación marítima de petróleo

Washington.- El presidente George W. Bush anuló el lunes la prohibición de realizar perforaciones en búsqueda de petróleo en sus costas, impuesta cuando su padre era presidente, pero la acción no hará nada por sí sola, a menos el Congreso decida actuar.

"La única cosa que se interpone entre el pueblo de Estados Unidos y esos vastos recursos petroleros es una acción del Congreso", dijo Bush en un comunicado que leyó en la Casa Blanca. "Ahora, corresponde al Congreso actuar".

Hay dos prohibiciones sobre la prospección marítima de petróleo. Una de ellas fue impuesta por el Congreso y la otra por una orden ejecutiva firmada por el ex presidente George H.W. Bush en 1990. Bush criticó al Congreso por no levantar su prohibición de prospección en la costa. "La falla en actuar es algo inaceptable", declaró el presidente. "Y ahora", añadió, "los estadounidenses están pagando" por esa inacción "en las estaciones de servicio".

Los demócratas han señalado que se han otorgado concesiones para la explotación de petróleo en tierras fiscales, y que las empresas ni siquiera han iniciado labores de prospección en millones de hectáreas, por lo cual no entienden la urgencia actual de Bush para la exploración costa afuera.

Junto con varios de sus colegas republicanos en estados costeros, los demócratas se oponen a levantar la prohibición, señalando que la explotación de petróleo en esas regiones dañará las playas y el turismo. Una sucesión de presidentes, desde el padre de Bush hasta Bill Clinton, se han opuesto a la prospección petrolera frente a la costa, tal como lo ha hecho el Congreso durante 27 años.

"Se trata de una propuesta propia de un director general de una empresa petrolera, no del presidente de Estados Unidos", dijo la senadora demócrata Barbara Boxer, quien preside el Comité de Medio Ambiente de la cámara alta. "El presidente está llevando a un nuevo nivel su gobierno, (que está) basado en intereses especiales, y amenaza la próspera economía costera", agregó.

Grupos de defensa del ambiente también criticaron la decisión de Bush.

"El presidente Bush ha vuelto a ignorar un precedente sabio fijado por su parte y ha adoptado una acción insensata sin esperanzas de reducir los precios de la gasolina y sin preocupación alguna por las consecuencias a largo plazo", declaró Gene Karpinski, presidente de la Liga de Votantes por la Conservación.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?