| 8/31/2007 12:00:00 AM

Bush anuncia medidas para aliviar impactos hipotecarios

Las iniciativas, que no están destinadas a rescatar a prestamistas ni especuladores, se dirigen a ayudar a los propietarios con hipotecas riesgosas para conservar sus casas. Bush también delineó esfuerzos para impedir que el problema se repita.

Washington.- El presidente George W. Bush anunció el viernes medidas para ayudar a los propietarios que enfrentan la amenaza de perder sus viviendas por incumplimientos de pagos, en el primer esfuerzo del gobierno por lidiar con la crisis hipotecaria.

"El gobierno tiene un papel que desempeñar, pero es limitado", dijo Bush. "Un rescate federal de prestamistas sólo alentaría una recurrencia del problema".

El presidente insistió que la economía estadounidense es robusta y podrá capear las recientes turbulencias en los mercados financieros. Agregó que el mercado hipotecario, especialmente el de las hipotecas de alto riesgo, ha mostrado tensión inusitada.

Uno de los sucesos más preocupantes ha sido un aumento en las hipotecas de tasas ajustables, que empiezan con bajas tasas de interés y luego se ajustan a tasas mayores después de unos pocos años.

"Esto ha impulsado a algunos propietarios a tomar préstamos mayores de los que podían solventar en base a suposiciones exageradamente optimistas sobre el futuro desarrollo del mercado de la vivienda", dijo el presidente. "Otros pueden haberse confundido por los términos de sus préstamos, o haber sido inducidos a error por prestamistas irresponsables. Sea cual fuere el motivo por el que escogieron este tipo de hipotecas, algunos prestatarios ahora no pueden abonar sus pagos mensuales" a riesgo de perder sus viviendas.

Un elemento clave del plan de Bush permitiría a los propietarios con buenos antecedentes crediticios, pero que no pueden hacer sus pagos hipotecarios, refinanciar su deuda en hipotecas aseguradas por la Administración Federal de la Vivienda para impedir que incurran en mora.

Hace algunos días, Bush pronosticó que la continua declinación en el mercado de la vivienda no sería una caída vertical sino que se iría suavizando.

Asimismo rechazó toda ayuda directa del gobierno a los propietarios que pierdan sus viviendas por ejecución hipotecaria, argumentando que sólo apoya la ayuda del gobierno federal para estimular las refinanciaciones y educar a los compradores potenciales sobre los riesgos hipotecarios.

"Todo el que pierda su vivienda es alguien con quien nos solidarizamos enormemente", dijo Bush en una conferencia de prensa el 9 de agosto. "Con la palabra 'rescate' no sé exactamente qué quieren decir. Si quieren decir subvenciones directas a los propietarios, la respuesta sería que no, no lo apoyamos".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?